CRUZANDO EL PUENTE

Por:Alejandro Espejel

Hola todos, no cabe duda que el mundo entero esta patas p’ arriba, por ejemplo, allá en “Tierra Santa” los humanos se matan unos a otros en el nombre de Dios, que según el tal Osama Bin Laden está difunto; Hugo Chávez de Venezuela y sus locuaces ocurrencias y aberración a todo lo gringo, en especial a Mr. Bush; en México los narcos matan y matan sin piedad e impunemente y don López Hablador (Obrador) ya medio orate sigue diciendo: “La presidencia es mía o de nadie”, como novia bonita de pueblo. Bueno, cómo estará la cosa que hasta el mismísimo papa Benedicto XVI hizo enojar a los musulmanes con declaraciones acerca de Mahoma que no le gustaron nadita al islam.

Y aquí en “Gabacholandia” las leyes migratorias se inclinan cada vez más en contra de los ilegales. Quién diría que hace pocos meses estábamos dando brincos de felicidad porque nos iban a “arreglar” y de pronto “pácatelas”. La famosa arreglada parece que será para los que tengan la suerte de sobrevivir a la cacería de ilegales que se está haciendo en todo Estados Unidos. Antes la veíamos de lejitos en otros estados pero ya por aquí en Goshen, Elkhart. Se sabe que cuatro días a la semana está la “migra” en la estación de Policía, pero no sale a cazar, ahí los ilegales caen solitos, y los que más comúnmente han sido deportados, claro está, después de permanecer algún tiempo ­dependiendo la felonía­ en el “bote” (cárcel), son los que tenían cuentas pendientes con la justicia y otros más por trabajar con nombre “prestado”. Ya en algunos estados como Florida y Colorado es sabido que los que tienen orden de deportación son buscados por el ICE (migra) en sus propias casas, o sea que se trata de “deportaciones desde el domicilio”.

Alrededor de 12 millones de mentes se preguntan día a día: “¿Quién será el siguiente?, ¿me tocará la gran suerte de quedarme? Y salen de sus hogares sin saber si ese día serán separados de sus familiares. Así pues, suerte a todos en la “Ruleta gringa”. Algunos ya piensan en regresar a cuidar chivas en el monte, otros dicen: “Si ya cruzamos el río p’os ora cruzamos el mar y nos vamos de ‘mojados’ a Europa, España, Italia, Francia o más p’ arriba a Canadá, ¿qué más da?”.

Como dato curioso, les diré que, según estadísticas, tres de cada 10 parejas que llegan desde otros países felices y contentas a Gabacholandia se separan; índice mayor que en sus propios países, ¿a qué se deberá?, ¿a dónde quedaron tantas ilusiones y esperanzas? Pero, en fin, cada quien con su vida siempre y cuando sea feliz. “VIVE Y DEJA VIVIR”.

Hasta la próxima, si Dios lo permite.

Sugerencias y comentarios a alexpejel@hotmail.com