El soccer al rescate de la familia

Por Patricia F. Limón

Como padres, estamos conscientes de los peligros que corren nuestros hijos en una sociedad cada vez más contaminada por las drogas, la delincuencia, la pornografía y el uso inadecuado del tiempo. Es por eso que agradecemos a las personas de nuestra comunidad que se preocupan por fomentar el deporte en nuestros niños y jóvenes, ofreciéndoles alternativas que benefician su salud física, emocional y familiar.

Tal es el caso de José Álvarez y Juan Bermúdez, quienes en coordinación con el padre Christopher Cox de la Iglesia San Adalberto formaron a principio de este año La Liga del Barrio en la ciudad de South Bend, Indiana, Estados Unidos. Durante la temporada de juegos, esta liga se destacó por lograr reunir a una gran cantidad de familias hispanas, que alegremente se daban cita para apoyar a sus hijos, no solamente durante los partidos sino también cada día de práctica. Todos los jugadores mostraron un gran empeño y a todos ellos quiero dedicar este artículo.

Hay un dicho que dice “honor a quien honor merece” y se acomoda muy bien al equipo de Las Golden Ladies, muchachas que dieron una lección de lo que significa el amor al deporte, la perseverancia y el deseo de superación. En su mayoría son estudiantes de high school que nunca antes jugaron soccer, sin embargo hicieron gala de una gran dedicación y valentía, superando toda clase de obstáculos y desventajas en el terreno de juego. Lograron así coronarse subcampeonas del Torneo 2006 y durante la temporada estrecharon fuertes lazos de amistad, manteniéndose unidas y alegres en todo momento. Rember Orellana (defensa) dijo que la fuente de apoyo e inspiración para el equipo siempre fue Jessica (capitana del equipo), ella les enseñó que lo más importante es la participación con honradez, respeto, humildad y entrega, no el exclusivo afán de competencia.

El Club América, donde participó activamente Galilea Macedo, obtuvo un merecido primer lugar en la categoría de nenitas de 5 a 8 años de edad. Por su parte, el equipo de Las Reinitas (de 9 a 12 años), entrenado hábilmente por Osvaldo Limón, mostró gran madurez y disciplina, ellas se coronaron campeonas por segunda vez consecutiva.

Pero, como suele suceder algunas ocasiones, en esta historia también hubo reyes sin corona por falta de suerte... ¡pero no de talento! Tal es el caso de los hermanos Rafael, Jackson y Christian Macedo que defendieron a sus respectivos equipos más que con los pies... con el corazón y gran capacidad. Otro pequeño que acaparó la atención por su destreza en la portería fue Shalom Fausto (5 años), quien seguramente seguirá los pasos deportivos de su hermano mayor Simón.

En general, cada equipo dio lo mejor de sí mismo y merece ser reconocido. En lo personal exhorto a los padres, entrenadores y organizadores de esta liga a seguir motivando a nuestra juventud, proporcionándoles las bases para lograr una sociedad más sana y feliz. Recordemos que el mañana de ellos está hoy en nuestras manos.

Integrantes del equipo de soccer Golden Ladies, de izq. a dre., y desde atrás: Kayla, Jessica, Rossy, Zuleima, Izamar, Evelyn, Ivette, Karen, Rember, Ivon, Joseline, Jaqueline, Nancy y Gaby.