EL BORDADO

Es un trabajo que se realiza sobre tela usando aguja e hilos, sus fines son tanto funcionales como decorativos. El bordado ha sido parte de la cultura del hombre desde hace mucho tiempo; los pueblos antiguos tenían técnicas y diseños que empleaban en prendas variadas.

En china se decoraban las prendas de los emperadores con motivos tradicionales usando soportes de seda; en los momentos en que la industria de este material era especialmente destacado. Los bordadores japoneses lograban hermosos decorados con temas naturales como aves y flores. En Europa los bordados tenían mucho color y era común emplearlos para la vestimenta de religiosos y personas de la corte, posteriormente se hizo popular y se usó en artículos para la casa por ejemplo; toallas, sabanas y cortinas. España se destaca en el bordado; ha sido uno de los principales centros de este oficio y es importante mencionar que la influencia árabe es notoria debido a la extensa dominación musulmana.

Los bordados pueden tener mayor o menor relieve, usar hilos de lana, algodón, seda o incluso de oro o plata. Las puntadas suelen tener un nombre entre los que mencionaremos el punto de cruz, el de pluma y la cadena. En el siglo XIX se inventó la máquina de bordado, actualmente estas máquinas son muy requeridas y logran trabajos con gran calidad en corto tiempo siendo inigualable la belleza y la expresión que se logra con un trabajo hecho a mano.