Muebles importados: Un sueño haciéndose realidad

Por: Jimmer Prieto

Cuando los padres de Germán empezaron a visitar esta área, no hubieran podido imaginar que 12 años después sus hijos estarían trayendo preciosos muebles rústicos para vender, desde su ciudad natal, Lázaro, en Michoacán.

“Todo comenzó como un negocio más de los muchos que hemos hecho por más de 20 años, como familia”, comenta él.

Germán Octavio Hernández llegó a Goshen en 1995 con un título profesional en Economía y Ciencias Aduanales, de la ciudad de México. Traía el sueño de triunfar y comenzó como todos, entre las fábricas, buscando en ellas el futuro que no pudo encontrar en su país natal. Atrás había quedado la gimnasia olímpica y su primer trabajo en la Secretaría de Hacienda en el Distrito Federal.

Con una decisión insobornable aprendió aprendió inglés, se puso al día en materia de computadores, absorbió la aplicación de tecnologías nuevas de producción, y cuando creyó que estaba listo se decidió a dar el siguiente paso: Montar su propio negocio de importaciones. Así nació, en compañía de su hermano Edgar “My Furniture Blessing Place”, localizado en el 3420 S. Main St. en Elkhart, IN.

“Los muebles rústicos no son para todo tipo de gente. Por eso nos vimos obligados a ampliar la colección y añadir artesanías, cerámicas y tantas otras cosas que la gente pide”.

Germán Hernández es un trabajador incansable. La prueba de esto es que con el fruto de varios años de trabajo en la fábrica, logró construir con su padre, una buena casa en México.

Acerca de su proyecto de importaciones afirma: “Tratamos directamente con los artesanos de allá y esto nos permite mantener precios increíblemente baratos. Queremos que la gente nos conozca, se sientan identificados con su tierra y puedan tener en su propia casa una pieza que les recuerde del enorme potencial artesanal que tiene México”.

Usted debe visitar “My Furniture Blessing Place” sobre la US 33 vía a Elkhart y admirar y adquirir los hermosos muebles y artesanías que este joven realizador de sueños ha traído de su hermoso país.