Según encuestas recientes, menos de la tercera parte de los votantes hispanos apoya a McCain

VOCES LATINAS • Pablo Ros

La mayoría de los votantes hispanos registrados apoyan a Barack Obama, el candidato presidencial demócrata. La diferencia es de 66% a 23% por encima de su rival republicano, John McCain, según una encuesta de Pew Hispanic realizada a comienzos de año.

Eso significa que dos de cada tres hispanos registrados para votar apoyan a Obama, y que menos de una tercera parte apoya a McCain.

Una encuesta más reciente por parte de la misma organización de investigación, preguntó sobre la situación de los latinos en los Estados Unidos y qué candidato es considerado mejor para los inmigrantes.

El cincuenta por ciento de los hispanos registrados para votar opinan que Obama es un mejor candidato para los inmigrantes, mientras que 12 por ciento dice que McCain es mejor. El resto, o sea el 38 %, dice que no ve alguna diferencia entre los dos candidatos en el tema de la inmigración.

¿Eso le sorprende?

Mientras que el abordaje de la reforma migratoria por parte de Obama y McCain está en el mismo lado del espectro, sus partidos han representado actitudes opuestas sobre los inmigrantes. McCain y Obama hablan de la ejecución de la ley en la frontera y en las áreas de trabajo, pero apoyan legalizar a los inmigrantes ilegales y ofrecerles una oportunidad para convertirse en ciudadanos si cumplen ciertos requisitos.

Por lo menos así fue en algún momento para McCain. Incluso estuvo en la vanguardia de una reforma migratoria con el Senador Ted Kennedy en el 2006, antes de modificar su postura (como lo han notado algunos) para cumplir con su ambición presidencial.

Aunque los dos aspirantes a la presidencia parecen tener simpatía hacia los inmigrantes, el partido republicano es visto como el agresor de los inmigrantes. Me pregunto si esa es parte de la razón por la que el apoyo hispano al partido democrático ha aumentado en años recientes.

La encuesta de Pew Hispanic encontró que el 65 % de los votantes latinos registrados se identifican con el partido demócrata, mientras que sólo el 26 % se inclina por el partido republicano. Es la brecha más amplia que se ha observado en la última década.

Además la encuesta encontró que el 49 % de todos los latinos dice que el partido demócrata tiene más interés por los hispanos que el partido republicano. Esta cifra ha aumentado un 14 % desde el 2004. Solo el siete por ciento de los latinos opina que el partido republicano tiene más preocupación por los hispanos que el partido demócrata.

El asunto de la inmigración es muy importante para los latinos a nivel personal, más que en las elecciones pasadas, según la encuesta.

El reporte del Pew Hispanic Center, que incluye los resultados de esta encuesta, se puede ver en Internet en www.pewhispanic.org. El informe trata sobre la situación de los latinos en este país, sus puntos de vista sobre la ejecución de la ley migratoria, sus opiniones sobre la discriminación y sus preocupaciones sobre las deportaciones, entre otros temas.

Un hallazgo clave en el informe es que la mitad de todos los latinos dijo que su situación actual es peor que un año atrás.

La encuesta también demostró que los latinos en general se encuentran en fuerte desacuerdo con todas las medidas ejecutorias de inmigración.

Me pregunto si este tipo de insatisfacción con la administración actual es lo que ha hecho que los latinos se inclinen más hacia el partido demócrata. Puede que sea esto lo que ha motivado que muchos votantes hispanos registrados se hagan oír en las casillas.

Como dicen los autores del reporte, “Los hispanos son un grupo importante de votantes en las próximas elecciones. Su pesimismo generalizado sobre la situación de los latinos y su fuerte oposición ante las políticas de ejecución federal podrían provocar consecuencias en el ámbito político.”