Entran en vigor polémicas directrices para el FBI

El secretario de Justicia estadounidense, Robert Mukasey, firmó nuevas directrices para operaciones del FBI destinadas a proteger mejor el país de ataques terroristas, aunque generan preocupaciones entre algunos legisladores y grupos de derechos civiles.

Las nuevas regulaciones -la versión original levantó fuertes críticas por parte de congresistas el mes pasado- comprende cinco áreas de la agencia federal de inteligencia estadounidense, incluyendo criminalística, seguridad nacional e inteligencia exterior.

Mukasey dijo que la mayoría de las nuevas normas “estarán disponibles al público “ El público en general tendrá en un simple documento, acceso a los procedimientos generales del FBI”.

Pero a pesar de las garantías del fiscal de que las nuevas directrices “reflejan las consultas con el Congreso y con grupos de libertades civiles y de protección de la privacidad”, no se han disipado todas las preocupaciones sobre el efecto de la nueva normativa en los derechos civiles.

Según el presidente del comité judicial del Senado, el demócrata Patrick Leahy, el texto expande los poderes de vigilancia del FBI.

“El fiscal general está otra vez dándole al FBI amplios poderes para vigilar y usar otras técnicas de investigación invasivas para los estadounidenses sin pedir (...) siquiera una aprobación de los supervisores del FBI”, señaló Leahy en el comunicado.

La unión de libertades civiles estadounidense, que había pedido una investigación de la primera versión del texto, indicó que las nuevas normas aún “permiten que la raza o los antecedentes étnicos de una persona sean un factor para abrir una investigación”.

 

Candidatos discrepan sobre la economía

Los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden y la republicana Sarah Palin, discreparon en su debate sobre cómo hacer frente a los actuales problemas de la economía en el país.

Palin, afirmó que es necesario mantener los recortes de impuestos actuales para impulsar la economía y ayudar a crear empleo.

Por su parte, Biden afirmó que él y su cabeza de partido, Barack Obama, recortarán los impuestos a quienes cuenten con ingresos inferiores a los 250.000 dólares anuales, “el 95 por ciento de la población”, pero los aumentarán a los más ricos y a las grandes empresas. Eso es “justicia para el motor de la economía en Estados Unidos, la clase media: cuando la clase media prospera, Estados Unidos prospera”.

Palin replicó que ese plan “olvida a millones de pequeñas empresas” que verían sus impuestos aumentar y su productividad reducirse.

“El Gobierno no es la solución a menudo y con frecuencia es el problema. Debemos dejar que el sector privado crezca y prospere”, sostuvo.

Los dos aspirantes al plan de rescate del sistema financiero que el Congreso estadounidense aprobó y que está valorado en cerca de 700.000 millones de dólares. se declararon partidarios de su aprobación para hacer frente a una parálisis en el sistema de crédito que amenaza con extenderse a las economías familiares.

Estados Unidos y el mundo: ¿Hacia dónde vamos?

Por Mark Weisbrot

Estados Unidos parece estarse embarcado en una transición sobre dos importantes frentes: su propia economía, tanto a nivel financiero como real, y sus relaciones con el resto del mundo. Hay cierta relación entre las dos transiciones. Algunos de esos cambios dependerán del resultado de las elecciones generales de noviembre en Estados Unidos, y otros no. Aquí se presentará una breve reseña de las tendencias actuales, poniendo cierta atención a la política de Estados Unidos en América Latina, así como en otras áreas.

Efectivamente hay una grave crisis en la esfera financiera, como lo indicaron los acontecimientos de la semana pasada, en particular el congelamiento de los mercados de crédito. Por el lado malo, el gran temor es que podría conducir a un colapso generalizado de partes del sistema financiero. Esto fue ilustrado de una manera más fehaciente la semana pasada cuando se retiraron unos 224,3 mil millones de dólares de los fondos de inversión en activos del mercado monetario, que los inversionistas habían manejado como si tuvieran la misma solidez que una cuenta de cheques.

Las intervenciones masivas y no ortodoxas indican que las autoridades de Estados Unidos, incluida la Reserva Federal (en conjunto con otros bancos centrales como el Banco Central Europeo y el Banco de Japón) y el Departamento del Tesoro, están dispuestas a hacer lo que sea necesario para prevenir una quiebra importante en la esfera financiera. Han llevado a cabo las más grandes nacionalizaciones y la transferencia más cuantiosa de deuda de la historia mundial (la nacionalización de Fannie Mae  y de Freddie Mac), así como en la nacionalización de la aseguradora más grande del país (AIG) y han bombeado cientos de millones de dólares en el sistema bancario como respuesta a la falta de liquidez.

Lo más probable es que haya más presiones en el sistema a medida que las instituciones insolventes se vayan hundiendo - de la misma forma en la que el turbulento colapso de Lehman Brothers precipitó la actual crisis - y otros eventos inesperados ocurran en un proceso de “saneamiento de deudas” y contracción del inflado y sobre endeudado sector financiero. Este sector se multiplicó más de tres veces en relación al PIB a lo largo del periodo de la posguerra y, antes del reciente desliz, era equivalente a más del 30 por ciento de las utilidades corporativas. Gran parte de estas ganancias fueron ilusorias y desde entonces han desaparecido, tal y como estamos viendo ahora.

La actual batalla provocada por las condiciones que la administración Bush impuso a su propuesta de rescate de 700 mil millones de dólares constituye un indicador más probable de las batallas por venir.

Existe cierta confusión entre la mayor parte del público con respecto a las condiciones en las que se encuentra la economía de Estados Unidos. Los problemas económicos actuales son ampliamente percibidos como una crisis financiera, cuando la realidad es que hay graves problemas en la economía real que están arrastrándonos hacia una grave recesión. Es decir que, aún si se resuelven los problemas financieros, no se podrá evitar la profundización de la recesión.  Hoy en día, estamos viviendo una recesión que fue generada por el estallido de una masiva burbuja hipotecaria; una burbuja que creó unos 8 billones (millones de millones) de dólares en riqueza ficticia, antes de que empezara a reventarse a mediados del año 2006.

Esta burbuja apenas se ha desinflado en un 60 por ciento, y eso suponiendo que no se dispare en la dirección contraria (a territorio negativo) cuando toque fondo. La aritmética es bastante sencilla de 1996 a 2006, los precios de las casas en Estados Unidos se dispararon un 70 por ciento por encima de la tasa de inflación. Pero anteriormente, los precios de las casas a largo plazo no crecieron a un ritmo más rápido que la inflación. Esto significa que los precios de las casas tendrán que caer un 40 por ciento para que vuelvan a niveles acordes con la tendencia.  Hasta ahora, en términos reales (incluyendo la inflación), han caído en un 25 por ciento.

Los hogares estadounidenses típicamente adquieren préstamos respaldados por el valor de sus casas, y la expansión de la economía estadounidense desde el final de la última recesión (noviembre de 2001) hasta el año pasado, obedeció principalmente a este endeudamiento

Aunque las autoridades se han mostrado hasta ahora bastante flexibles en responder ante la crisis financiera - nacionalizaciones masivas, acumulación de deuda e incluso cierta tolerancia ante altos niveles y riesgos de inflación que son características poco usuales de la Reserva Federal - lo que todavía no queda claro es si el próximo gobierno, independientemente de quien gane las elecciones, estará dispuesto a abandonar, en la medida de lo necesario, el conservadurismo fiscal para estar en condiciones de sacar a la economía de la recesión.

Otra consecuencia es que las ideas neoliberales pierdan también cierta credibilidad en los países en desarrollo. De hecho, ya perdieron gran parte de su popularidad en América Latina durante la última década. Además la recesión de Estados Unidos también reducirá la influencia mundial de este país de una manera más generalizada, la cual ha ido cayendo rápidamente durante la administración Bush.

Extienden TPS a nicaragüenses y hondureños

El Departamento de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés) anunció que extenderá el Estatus de Protección Temporal o TPS de los nicaragüenses y hondureños.

¿Quiénes se benefician?

-La extensión es para aquellos ciudadanos nicaragüenses y hondureños que ya poseen el TPS y que ahora pueden reinscribirse por 18 meses más.

-No aplica para aquellas personas que entraron a Estados Unidos después del 30 de diciembre de 1998.

-La extensión será efectiva a partir del 6 de enero del 2009 hasta el 5 de julio del 2010.

-Toda aquella persona que esté bajo la protección del TPS debe llenar la solicitud durante los 60 días de reinscripción que comenzaron al ser publicadas las nuevas regulaciones y procedimientos en el Registro Federal, el 2 de octubre del 2008.

-Las huellas biométricas son obligatorias para todos los mayores de 14 años.

-La reinscripción podría ser rechazada si la persona no paga los costos requeridos o no presenta una solicitud propiamente documentada.

Para la renovación deben llenarse dos formularios:

1- El I-765: Renovación de permiso de trabajo

2- El I-821: Formulario reciente del TPS, que contiene algunos cambios.

El costo del trámite es de 420 dólares (340 para la renovación del permiso de trabajo y 80 para las fotos y huellas biométricas), que se deben pagar al Departamento de Inmigración USCIS.

Las diferentes organizaciones pro-inmigrantes siguen trabajando por una moratoria en las redadas, detenciones y deportaciones contra los indocumentados mientras transcurre el proceso electoral y toma posesión una nueva administración. Luego se pedirá que el Congreso y el Senado aprueben una reforma migratoria comprensiva e integral que legalice de manera permanente a los amparados bajo el TPS.

Para obtener mayor información pueden llamar al Servicio Nacional de Atención al Cliente del USCIS al 1-800-375-5283.

JP Morgan Chase compra el Washington Mutual

Nueva York— Los clientes de Washington Mutual pueden hacer sus transacciones bancarias sin preocupaciones, ya que ahora cuentan con el respaldo tanto de la FDIC como de JPMorgan Chase, un banco con 2 billones de dólares en activos.

JPMorgan Chase le compró a la FDIC los activos de Washington Mutual el pasado 25 de septiembre, lo cual significa que las sucursales de Washington Mutual, mejor conocidas como WaMu, abrieron sus puertas el 26 de septiembre con el mismo nombre de WaMu, pero con el respaldo de JPMorgan Chase. Chase es el banco número uno en Estados Unidos en términos de volumen de depósitos.

“Los clientes de WaMu deben seguir manejando sus cuentas como lo han hecho hasta ahora, pero sabiendo que ahora sus depósitos están amparados por un banco más grande y más sólido financieramente”, dijo Charlie Scharf, gerente de la banca del consumidor de Chase. “Deben seguir usando las mismas sucursales WaMu, los mismos cheques de WaMu, las mismas tarjetas de débito de WaMu, y confiar sus preguntas y solicitudes a los mismos banqueros que los han atendido siempre”.

WaMu y Chase, juntos, cuentan con más de 5,400 sucursales y 14,000 cajeros automáticos a nivel nacional. En el futuro, los clientes de ambos bancos podrán usar todas esas sucursales. Pero por ahora los clientes de WaMu deben seguir usando las sucursales y cajeros automáticos de WaMu y los clientes de Chase deben seguir usando las sucursales y cajeros automáticos de Chase.

 

Nuevo examen de ciudadanía en Estados Unidos

Las personas que presenten sus solicitudes de ciudadanía deberán a partir de ahora aprender conceptos como “¿Cuáles son las dos formas en las que los estadounidenses pueden participar en su democracia?” y “¿Para que sirve la Constitución?”.

Estas preguntas forman parte de un paquete de 100, incluidas en un nuevo examen para obtener la ciudadanía. Los solicitantes deberán responder 10 de las 100 y tener al menos seis respuestas correctas.

Las autoridades de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos reformaron el examen para enfatizar la comprensión de los conceptos democráticos estadounidenses, en lugar de simplemente limitarse a la memorización de hechos históricos.

Quienes presentaron su pedido de ciudadanía antes del 1 de octubre, y a quienes se les haya programado una entrevista posterior a esa fecha, tendrán la oportunidad de elegir entre el examen anterior y el nuevo, indicó la agencia.

A excepción de este caso, todos los solicitantes tendrán que someterse al nuevo examen, dijo la agencia.

 

Deudores hipotecarios sin ayuda para evitar la ejecución de sus viviendas

Ocho de cada diez personas que se encuentran “seriamente retrasadas” en sus pagos de vivienda no reciben ayuda para evitar una ejecución hipotecaria.

“Muchos dueños de vivienda enfrentan una ejecución hipotecaria sin recibir ningún tipo de ayuda significativa por parte de la compañía que les dio la financiación. Esto es una realidad que empeora a medida que el número de préstamos retrasados aumenta”, revela el análisis del State Foreclosure Prevention Working Group.

Este grupo de trabajo está integrado por fiscales estatales y reguladores bancarios que recopilan mensualmente información de 13 de los 20 más importantes proveedores de financiamiento hipotecario en Estados Unidos.

El reporte, el tercero en su tipo en los últimos 12 meses, está basado en información recopilada durante los meses de febrero a mayo de 2008.

El informe destaca que ocho de cada diez personas que se encuentran seriamente retrasadas en sus pagos no se encuentran bajo ningún programa para solucionar el problema.

De acuerdo con el análisis, en mayo de 2008 se registraron 40,000 préstamos menos en proceso de ser ajustados (lo que se conoce en inglés como “loss mitigation”) que en enero de este mismo año.

En lugar de que las opciones de refinanciamiento se expandan a un número mas amplio de consumidores, la industria se ha enfocado en “ventas rápidas” de viviendas que se encuentran a punto de llegar a la ejecución hipotecaria.

Otro punto que se destaca en el reporte es que uno de cada cinco préstamos que fueron modificados en el último año actualmente se encuentra retrasado.

Pearce indicó que esto significa que algunos de los préstamos que han sido modificados no ha ofrecido una verdadera alternativa a los dueños de viviendas, ya que continúan sufriendo cada mes para hacer frente a su hipoteca.

Además, sostuvo que gran parte del problema radica en que las instituciones financieras tardan mucho tiempo en contactar a las personas que se han retrasado con sus pagos, y cuando por fin lo hacen no les ofrecen una verdadera opción para reducir sus pagos.

 

Más de mil arrestos en redadas de inmigración en California

Más de 1,150 personas fueron arrestadas en una redada especial de tres semanas en California, según informaron las autoridades federales de inmigración.

La redada, la mayor de su tipo en el estado desde 2003, se concentró en aquellos que ignoraron las órdenes de deportación o que regresaron a Estados Unidos ilegalmente después de ser deportados.

La portavoz Virginia Kice, de la Oficina de Inmigración y Aduanas, dijo que fue la operación más amplia desde que se formaron los equipos de búsqueda de fugitivos en California, hace cinco años.

Kice agregó que, de 1,157 arrestados, 595 tenían órdenes de deportación pendientes y 346 tenían condenas penales anteriores. Los detenidos son originarios de 34 países diferentes, precisó.

Las redadas, incluyeron 436 arrestos en el área de San Francisco, 420 en la zona de Los Ángeles y 301 en el área de San Diego.

En años recientes, las autoridades de inmigración han intensificado sus redadas en fábricas, oficinas y hogares. Uno de sus principales objetivos ha sido capturar a inmigrantes indocumentados que ignoraron órdenes de deportación.