Transporte público Goshen/Elkhart: Qué hay de nuevo?

Por: Jimmer Prieto

A medida que el frío se acerca, los usuarios cotidianos de bicicletas, patinetas y motos pequeñas se prepararan a cambiar su método de transporte. Una razón más para agitar de nuevo la bandera del transporte público en las ciudades de Goshen y Elkhart.

La historia de este movimiento comunitario de conciencia comenzó así:

Cuál es el problema? Las mencionadas ciudades son afortunadas sobre muchas otras de población mediana por contar con un servicio de transporte cómodo, limpio y barato. El problema es que dicho sistema de transporte conecta principalmente los centros comerciales como Wal-Mart, Meijer y Martin’s dejando por fuera las áreas residenciales e industriales, que son donde la mayoría obviamente vive y trabaja. Consecuencia de esto, los trolleys circulan prácticamente desocupados todos los días por ambas ciudades.

Qué se ha hecho para solucionarlo? En febrero de este año se formó un Comité de Transporte para estudiar a fondo el problema y encontrar soluciones. Varios residentes voluntarios dedicaron cientos de horas de trabajo comunitario preguntando en los barrios y en las fábricas, cuál sería la mejor forma de cambiar las rutas, simplemente para que cumplieran su función de servir. De esta investigación resultó un Power Point que ha estado rodando por todas partes en forma de disco compacto (CD). Numerosas iglesias y organizaciones comunitarias lo han visto y lo han encontrado claro, motivante y desafiante, cumpliendo así su objetivo, que era el de agitar el problema entre la comunidad e invitarla a hacer presión ante los administradores de MACOG (Concilio de Gobiernos del área de Michiana) para una solución definitiva. Evidencia de esta conciencia creciente del problema fue la recolección de mas de 3,000 firmas de apoyo al proyecto de cambio. Varios supermercados, iglesias, organizaciones comunitarias e individuos participaron activamente en esta iniciativa, la cual fue ampliamente anunciada por la prensa oficial de South Bend, Elkhart y Goshen.

Qué se ha logrado con todo esto?

El pasado mes de julio MACOG anunció la extensión de la ruta principal hasta la zona industrial de Goshen, con lo cual cientos de trabajadores podrían llegar a sus sitios de trabajo. Esta medida fue bien recibida por la comunidad aunque con reservas, entendiendo que un verdadero cambio debe abarcar las zonas residenciales, que es de donde sale la gente para ir a trabajar. Sinembargo esto representa un comienzo, una respuesta y una esperanza.

Hacia dónde vamos?

El comité de transporte pidió a David Daugherty, presidente de la Cámara de Comercio de Goshen que invitara a la gente de negocios a una reunión con el comité para conocer más sobre el problema. El señor Daugherty accecdió a la solicitud y el pasado 30 de septiembre tuvimos la mencionada reunión. Unas 30 personas claves estuvieron presentes: el alcalde de Goshen, Allan Kauffman; Mary Beth McAdams, representante de MACOG; John Hershberger, de Maple City Taxi; Bend Russo, fideicomisario de la municipalidad de Osolo; Joanne Allen, gerente del área residencial Maple Leaf Commons; Sandra Haberstich, The Window; Janice Miller, Bethany Christian Schools; y Berry Younghans, director de transporte de Goshen Community Schools, entre otros. La reunión fue un éxito. Se mostró una vez más el Power Point, se explicó el problema y los asistentes participaron con opiniones creativas y acertadas.

Se plantearon 2 preguntas claves:

1. ¿De qué manera ha respondido la comunidad ante el alto costo de la gasolina para resolver su problema de transporte? La gente expresó que ha estado usando bicicletas, viajando en coche compartido, usando patinetas y motos pequeñas, caminando, usando los buses de las iglesias, etc. Se coincidió en que todas estas eran soluciones a corto plazo, además de que dejaban por fuera a los ancianos y no tenían en cuenta los cambios de temperatura en las estaciones.

2. ¿Cuáles podrían ser algunas soluciones a largo plazo?

Usar los buses actuales en forma más eficiente extendiendo las rutas y el horario de servicio, ser exactos en los tiempos de parada, poner mini-buses auxiliares para recoger a la gente de las áreas residenciales, servicio los domingos, hacer una ruta “express” para servicio rápido, rutas de trolley nocturnas para evitar manejar embriagado, buscar subsidios de agencias, usar “tokens” o bonos donados por las grandes tiendas para impulsar el uso del trolley, poner al servicio de la comunidad los buses de las iglesias y de las escuelas, usar combustible bio-diesel en lugar de gasolina, etc., etc.

De todo lo dicho se llegó a la conclusión de que era necesaria una nueva reunión con más representantes; proveedores de transporte, gente del gobierno, líderes de los barrios, grupos de la tercera edad, administradores de las escuelas y del sistema de salud, fideicomisarios y representantes de las grandes tiendas como Wal-Mart y Meijer, etc.

Cuándo y dónde será la reunión?

En Concord High School, el jueves 23 de octubre, de 5 a 6:30 de la tarde. Todos están invitados.

A medida que nos acercamos a una solución a largo plazo se hace necesario que la comunidad latina aprenda a usar el transporte público. Es económico, seguro y previene el problema de estar manejando sin licencia; nos ayuda a conocernos más y disminuye la contaminación de nuestras ciudades. Pero sobre todo, es un derecho que debemos ejercer.

Comentarios: prietojim@webelpuente.com

La foto muestra un histórico momento en la reunión sobre Transporte Público, en la Cámara de Comercio, el pasado 30 de septiembre.  De izq. A der. Mary Beth McAdams y Vivian Schmucker, representantes de MACOG, John Hershberger, presidente de Maple City Taxi y Greg Nussisan, representante de Oaklawn.