Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Octubre 5, 2010

Una reforma migratoria tiene “buen sentido económico”, según funcionaria de Obama

Una reforma migratoria integral que permita la legalización de unos 11 millones de indocumentados tiene “buen sentido económico”, dijo Melody Barnes, directora de Política Nacional del presidente Barack Obama.

En un foro sobre inmigración organizado por el Proyecto Hamilton, Barnes indicó que una reforma animará a los inmigrantes altamente capacitados a quedarse en Estados Unidos y asegurará que los trabajadores indocumentados paguen sus impuestos.

“Los impuestos que pagan los inmigrantes pueden ser una parte importante de los ingresos del gobierno en los años venideros, y podrían ayudar a responder a algunos de los actuales desafíos fiscales que enfrentamos”, anotó. “No olvidemos que Estados Unidos tiene hoy relativamente más trabajadores por jubilado que la mayoría de nuestros principales socios comerciales, y esto se debe, en gran parte, a nuestra población nacida en el extranjero”, recalcó.

Agregó que la decisión de “sacar de las sombras” de la economía a la fuerza laboral indocumentada, evitará abusos de empleadores inescrupulosos y, además, una mayor seguridad fronteriza impedirá que se repita la situación actual.

Desde una perspectiva de seguridad, una reforma permitirá una revisión de los antecedentes penales de los inmigrantes para que las autoridades policiales se enfoquen en amenazas mayores, puntualizó.

Resaltó que el senador demócrata Richard Durbin ha vuelto a presentar el proyecto Dream Act para legalizar a cientos de miles de jóvenes indocumentados, luego de que no se lograron los 60 votos en el Senado para su aprobación.

Señaló que la Casa Blanca también trabajará con el senador Robert Menéndez en sus planes de presentar “pronto” un proyecto de reforma migratoria integral, que espera que apruebe el Congreso para su promulgación por parte del presidente Obama.

“Es tiempo de restaurar el rendimiento de cuentas y la responsabilidad de un sistema disfuncional. Decir solamente ‘no’, no es una opción para nuestra seguridad o nuestra economía”, subrayó.

En su presentación por videoconferencia desde Nuevo México, el gobernador Bill Richardson reiteró su apoyo a una reforma migratoria, aunque advirtió que leyes antiinmigrantes como la SB 1070 de Arizona pueden afectar los esfuerzos.

Manifestó que en la reciente reunión de gobernadores fronterizos de México y Estados Unidos, que tuvo lugar en Santa Fe, Nuevo México, permitió un mayor diálogo, pese a la ausencia de los gobernadores de Texas y Arizona.

Indicó que espera que el presidente Obama y el Congreso aborden como una “prioridad nacional” una reforma migratoria después de las elecciones legislativas de noviembre próximo y cuando el nuevo Congreso asuma sus funciones el año próximo.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces