Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Octubre 4, 2011

Se extiende la violencia en México

A medida que los principales focos de la violencia del narcotráfico en México, como Tijuana y Ciudad Juárez han ido aplacándose, han surgido otros como Veracruz, donde 35 cadáveres fueron tirados a plena luz del día en una activa zona turística. El estado, que alberga a uno de los cinco principales puertos comerciales del país y el vital terminal petrolero de Coatzacoalcos, se ha convertido en centro de operaciones del temido cartel de los Zetas, al que se presume podrían pertenecer las personas asesinadas.

Los analistas aseguran que hay una ofensiva contra los Zetas, tanto por parte del gobierno como de otros carteles, lo que ha convertido a Veracruz en un campo de batalla.

Junto a los cadáveres, algunos descuartizados y con signos de tortura, fue dejado un mensaje amenazando a los Zetas y firmado con las iniciales de Gente Nueva, un grupo de sicarios que supuestamente trabaja para Joaquín “el Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, catalogado como la mayor organización criminal de América.

Al mismo tiempo el puerto de Veracruz, principal salida de productos hacia Europa y el sur de Estados Unidos, ahora parece estar jugando un rol clave para el narcotráfico.

Los asesinatos vinculados al crimen organizado en el estado treparon de 53 en el 2010 a 249 en lo que va del 2011. Allí fueron asesinados varios periodistas este año; se han producido fugas masivas de reos de las cárceles y los Zetas han montado su principal centro de reclutamiento de sicarios del país.

Los Zetas fueron acusados del incendio en agosto de un casino en Monterrey donde murieron 52 personas, la peor masacre de civiles desde que el presidente Felipe Calderón lanzó a fines del 2006 su campaña contra el narcotráfico.

A casi nueve meses de las elecciones presidenciales, las autoridades han asestado duros golpes al sanguinario cartel, como la captura de líderes acusados de masacres de inmigrantes o el desmantelamiento de una gran red de comunicaciones por parte de la Marina en Veracruz.

Pero además, los Zetas son vistos como la plaga a combatir también por el cartel de Sinaloa, que según especialistas es la gran transnacional con dominio sobre rutas clave para introducir drogas a Estados Unidos, como Tijuana y Ciudad Juárez.

Edgardo Buscaglia, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (Itam), dijo que la violencia tiende a bajar en estas últimas ciudades a medida que el cartel de Sinaloa se ha ido consolidando como el más fuerte y se propaga como una mancha a zonas antes en calma como Veracruz o Acapulco.

En el caso de los cuerpos tirados en Veracruz, el experto dijo que en los últimos años han crecido grupos paramilitares que trabajan contratados por empresarios, autoridades o por el mismo cartel de Guzmán para combatir a grupos rivales, y esa es en medida la razón de la relativa calma en lugares como Tijuana.

Más de 42,000 personas han muerto desde que asumió Calderón en una espiral de violencia que ha ahuyentado a turistas y debilitado las inversiones.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces