Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Octubre 2, 2012

La Mala Influenza

Aunque el momento exacto en el que se inicia la temporada de influenza o gripe es impredecible, esta suele comenzar a principios de octubre. Los Centros de Control de Enfermedades – CDC – recomiendan que las personas se vacunen contra la influenza tan pronto como las vacunas estén disponibles en sus comunidades.

A esta altura del mes de septiembre es muy probable que la vacuna ya haya llegado a su comunidad y la recomendación de los CDC es que todas las personas mayores de seis meses de edad se vacunen cada año contra la influenza estacional. A la hora de vacunarse, tenga en cuenta que, después de la vacuna, el cuerpo tarda unas dos semanas en producir una respuesta inmunitaria, así que la idea es hacerlo con el tiempo suficiente.

Tal vez todos hemos padecido una gripe alguna vez. La gripe es quizás una de las enfermedades más comunes en el ser humano, por ello tendemos a restarle importancia o a confundirla con un resfriado. Ese es un gran error. Una gripe desatendida, o mal cuidada, puede tener gravísimas consecuencias.

El resfriado común, también conocido como catarro, es más leve que la gripe, que es una infección viral más grave, que afecta seriamente el tracto respiratorio y, además de estornudos, secreción nasal, dolor de cabeza y tos, presenta fiebre, escalofrío, dolores musculares y algunas veces nauseas y vómito. Pero lo que no podemos olvidar es que una gripe puede causar complicaciones graves, convertirse en bronquitis o neumonía, e incluso puede provocar la muerte.

Los que saben, insisten: la mejor manera de evitar la influenza es la vacuna.

De acuerdo con los CDC, si bien el período de mayor actividad de la influenza está entre enero y febrero, la influenza es impredecible y todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse anualmente, especialmente si tienen alto riesgo de complicaciones.

¿Y por qué repetir la vacuna anualmente? De acuerdo con los expertos, hay dos razones fundamentales. La primera es que los virus de la influenza cambian constantemente y, por lo tanto, las vacunas deben ser actualizadas. Y la segunda es que la protección inmunológica que ofrece la vacuna disminuye con el tiempo.

Consulte con su médico qué tipo de vacuna le conviene a usted y a su familia, y recuerde que, de acuerdo con los CDC, la vacuna contra la influenza es segura y se ha aplicado por décadas en forma segura a cientos de millones de personas en este país.

Para saber más sobre la disponibilidad de vacunas en su área, o informarse sobre cualquier aspecto relacionado con la influenza, visite la página de los CDC en www.cdc.gov/Spanish, allí encontrará toda la información en español.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces