Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Octubre 1, 2013

La NRA busca impedir que se aplique el Tratado sobre Comercio de Armas

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, firmó el Tratado sobre Comercio de Armas, el primer pacto internacional que regula un mercado que mueve unos 70,000 millones de dólares y en el que Estados Unidos es el principal exportador, y desató la polémica. Una vez más, los grupos pro desarme se enfrentan a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que ya hace lobby para que el Senado no ratifique el convenio.

   Este acuerdo, que sólo se refiere a las operaciones internacionales y que busca impedir que las armas lleguen a criminales y a personas que violan los Derechos Humanos, deberá ser ratificado por el Senado.

“Esto no disminuirá las libertades de nadie. De hecho, el tratado reconoce la libertad de los individuos y de los estados para obtener, poseer y usar armas con propósitos legítimos”, afirmó Kerry luego de firmar el documento en el contexto de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

De esta forma, Estados Unidos es el país número 91 que ratifica el acuerdo.

El texto avalado fija las reglas para el comercio internacional de armamento de pequeño y gran calibre, desde armas ligeras hasta helicópteros de combate. Establece los requisitos que deben cumplir los países para garantizar que las armas no se utilizarán en acciones contra los Derechos Humanos, terrorismo, violaciones del derecho internacional o crimen organizado.

Sin embargo, el tema ha levantado polvareda. Los activistas defensores del control de armas aseguran que cada día muere una persona en actos de violencia armada y defienden el tratado internacional por la necesidad de controlar el flujo de armamento y munición a nivel global.

   En cambio, la NRA sostiene que este pacto menoscaba la soberanía estadounidense y va contra la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho de todo ciudadano a portar armas.

   “Este tratado amenaza la propiedad individual de armas de fuego con un esquema invasivo de registro”, advirtió el director del Instituto de Acción Legislativa de la NRA, Chris Cox, y anticipó que “la NRA continuará trabajando con el Senado de Estados Unidos para oponerse a la ratificación del Tratado”.

   Por su parte, la Oficina de Naciones Unidas en materia de Desarme hizo hincapié en que el acuerdo “no interfiere” con las leyes nacionales de comercio de armamento ni en el modo que un país “regula” la posesión de armas por parte de civiles.

   La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó por una amplia mayoría el Tratado sobre Comercio de Armas el 2 de abril de 2013 con la abstención de Rusia, China, India y otros 20 países. El acuerdo entrará en vigor 90 días después de que sea ratificado por 50 estados. Amnistía Internacional confía en que Moscú siga los pasos de EE.UU.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces