Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Octubre 6, 2015

Histórica la visita del Papa a Cuba

El Papa Francisco dejó huella en Cuba.  

Su visita por cuatro días llamó a la unión y a la esperanza.  

 Las multitudes se congregaron para recibirlo en tres importantes ciudades: La Habana, Holguín y Santiago de Cuba. Banderas, carteles de bienvenida, flores, danzas y música fueron los comunes denominadores del público que lo esperó expectante.  

 En sus homilías y en el encuentro con la juventud el Papa destacó la importancia  del servicio. «Quien no sirve para servir, no sirve para vivir”, expresó el Pontífice en la Plaza de la Revolución.  

 Pero ese servicio lo enfocó en servir a las personas y no a las ideas, señalando que la importancia de una nación está dada en cómo atienden las necesidades de los más desfavorecidos.  

 «El servicio nunca es ideológico, ya que no sirve a ideas sino que se sirve a las personas», aseguró.  

 Otro de los encuentros que tuvo en la Isla fue con la juventud. Centenares de muchachos lo recibieron con alegría. Su mensaje para ellos fue claro: «No te arrugues, seguí soñando».  

 «Le queremos pedir algo especial: que renueve en nosotros la esperanza de que se puede crecer, estudiar, trabajar, caminar, soñar y ser feliz en esta compleja realidad que nos tocó vivir», le pidió Leonardo Fernández, estudiante de la Universidad de La Habana.   

 La respuesta del Pontífice ante su petición fue solicitarles a estos jóvenes que continuaran soñando para llegar lejos, para seguir construyendo un mejor futuro, y que tuvieran fe.  Les rogó que siguieran haciéndolo, ya que el mundo con ellos puede ser distinto.  

 El Papa entre la relación: Cuba- EE.UU.  

 El Pontífice llegó a Cuba en momentos históricos en la relación entre EE.UU. y Cuba, cuando las relaciones diplomáticas se restablecen y cambios de apertura y de fondo son una realidad. Para eso, la intercesión y mediación del Papa fue primordial.  

 «Hemos agradecido su apoyo al diálogo entre EE.UU. y Cuba, el restablecimiento de relaciones diplomáticas ha sido un primer paso en el proceso de normalización de los vínculos entre ambos países», manifestó el presidente Raúl Castro.   

 «El bloqueo, que provoca daños humanos y privaciones a las familias cubanas, es cruel, inmoral e ilegal, y debe cesar», agregó.  

 Ante esas palabras, el Papa respondió que continuará luchando por un mejor futuro para Cuba. «Nos llena de esperanza el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Es un proceso, un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo», destacó el Pontífice. 

 Pero en Washington aún existe oposición entre algunos grupos y también entre políticos. Uno es el senador republicano de la Florida, Marco Rubio.  «Rezo porque el Papa pueda ejercer su autoridad moral para inspirar los valores de verdadera libertad religiosa, y estemos más cerca del día en que la libertad, finalmente, pueda echar raíces en Cuba; porque sólo entonces el pueblo de Cuba prosperará y tendrá la oportunidad de vivir el plan de Dios», resaltó. 

 La visita del Papa a Cuba trajo esperanza de cambios y fuerza para las nuevas generaciones en busca de un mejor futuro. 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces