NACIONALES

Grandes cambios de inmigración se esperan en EU

Estados Unidos, uno de los países del mundo más abiertos a la inmigración, tendrá que endurecer sus controles sobre la entrada de extranjeros si quiere prevenir nuevos actos de terrorismo en su territorio, advirtieron altos funcionarios ante un panel del Senado.

Uno de los primeros blancos de las nuevas medidas de seguridad será el programa que permite a nacionales de ciertos países —como Argentina— entrar sin visas a Estados Unidos, o pasar en tránsito hacia otro país.

Habría que ”reexaminar, y poten-cialmente eliminar, el programa de tránsito sin visas para prevenir que pasajeros inadmisibles entren a Estados Unidos”, dijo James Ziglar, Comisionado del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) ante el Subcomité de Inmigración del Comité Judicial del Senado.

Ziglar dijo que será necesario también “reevaluar la designación de países específicos en el Programa de Dispensa de Visas”, para asegurar que los países participantes aplican “políticas apropiadas” para otorgar y prevenir la falsificación de sus pasaportes.

El mismo Ziglar y otros funcionarios, como la secretaria asistente para Asuntos Consulares del Departamento de Estado, Mary Ryan, consideraron también que será necesario establecer condiciones más estrictas para otorgar visas a estudiantes, y controlar efectivamente las actividades y estadía de éstos en el país.

Unos 74,000 institutos de enseñanza están actualmente habilitados para facilitar la obtención de visas a estudiantes extranjeros, y esa fue la brecha aprovechada por algunos de los 19 terroristas que perpetraron los ataques del 11 de septiembre.

Ziglar manifestó su sorpresa de que agencias como la CIA y el FBI no compartan la información que poseen con el INS y el Departamento de Estado, señalando que el control de la inmigración “es la primera línea” de la campaña contra el terrorismo.

 

Congreso otorga a Bush poder “ilimitado” para matar

Por primera vez desde los asesinatos políticos que le fueron atribuidos en la década de los años 70, fuentes fidedignas citadas por The Washington Post afirman que, paralelamente a los bombardeos en Afganistán, la CIA contempla la posibilidad de llevar a cabo misiones clandestinas para eliminar físicamente a determinados individuos.

El Congreso autorizó a Bush a usar “toda la fuerza necesaria y adecuada contra todas aquellas personas que planearon, autorizaron y cometieron o ayudaron a los terroristas” que atacaron al país el pasado 11 de septiembre.

A pesar de que el apartado 2 del artículo segundo de la Constitución de Estados Unidos permite que se ordene la muerte de un enemigo individual en defensa del país, el tipo de operaciones clandestinas que sopesa la CIA se enfrenta a problemas legales.

El diario explica que en 1998, un grupo asesor “semi-oficial”, encabezado por el entonces asistente de la Secretaría de Justicia, Randy Moss, elaboró un memorando altamente secreto sobre los asesinatos y las leyes.

Fuentes cercanas a ese documento señalan que ese grupo indicó que el artículo 51 de la carta de la ONU establece que matar a un terrorista para evitar una inminente o continua amenaza de ataque es análogo a la autodefensa en un ataque convencional.

Los gobiernos anteriores a Bill Clinton (1993-2001) tenían prohibido a la CIA los asesinatos políticos.

 

Desconcierto nacional por presencia del Antrax

Una mujer empleada de un hospital neoyorquino, que había sido internada el domingo en estado grave, murió en la madrugada del miércoles de ántrax pulmonar, convirtiéndose en la primera víctima en Nueva York de la forma más grave de la enfermedad del carbunco (anthrax), confimó una fuente oficial.

Este es el primer caso de muerte por la infección de ántrax pulmonar en Nueva York , donde se han registrado otros cinco casos de ántrax, en su forma cutánea, entre empleados de cadenas de televisión, periódicos o allegados.

Ya son cuatro la personas que han perdido la vida en Estados Unidos a causa del ántrax pulmonar, la variante más peligrosa de esta enfermedad, y 11 personas más han sido contagiadas con ántrax cutáneo.

Nguyen - nacida en Vietnam y que emigró a Nueva York, donde residía en el barrio de El Bronx-, trabajaba en el subsuelo del Hospital de ojos, oído y garganta, en el este de Manhattan. No estaba encargada de la distribución de correo, pero su lugar de trabajo estaba cerca de la oficina que recibía el correo.

En total, 15 personas han contraído ántrax cutáneo o pulmonar en Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington.

 

México apoya a Bush contra el terrorismo

El presidente de México, Vicente Fox, regresó los Estados Unidos por segunda vez en el mes de octubre para expresar su solidaridad a George Bush, por los atentados del 11 de septiembre y ofrecer su pleno apoyo en la lucha contra el terrorismo en el mundo.

“Somos amigos, vecinos y socios que queremos dejar en claro que esto significa un compromiso total”, dijo Fox.

“Estaremos a su lado en los esfuerzos por derrotar al terrorismo en el mundo, para lo que sea”, expresó Fox a Bush, al término de su reunión en la Oficina Oval.

El mandatario mexicano dijo que los dos gobiernos colaboran a diario en asuntos de seguridad en la frontera, aduanas y migración.

Bush dijo a su vez, que los atentados que destruyeron las Torres Gemelas de Nueva York y dañaron al Pentágono cambiaron a Estados Unidos y sus prioridades, y que Fox lo entiende.

Los atentados contra Estados Unidos afectarán a México de manera considerable, dijo Bush, al señalar los millones de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos.

Los observadores opinan que la agenda bilateral, en la cual se destaca la negociación de un acuerdo sobre migración mexicana en Estados Unidos, se verá retrasada por los atentados.

 

Efecto dominó de la economía en USA

Como un gigantesco terremoto, los efectos del terrorismo en la economía nacional continúan ex-pandiéndose y empujando a casi todos sus sectores a un abismo que, en un mes, ha provocado pérdidas de $100,000 millones, según estimados de The Wall Street Journal.

Desde empresas automotoras en Detroit hasta restaurantes en Ocean Drive, agencias de publi-cidad en Madison Avenue y petroleras en Houston, distintas industrias nacionales han ido cayendo como fichas de dominó, arrastrando a la economía a una inevitable recesión en los próximos meses, afirman economistas.

La crisis financiera también ha trascendido las fronteras y reducirá la expansión económica mundial a 2.2 por ciento este año, según el Deutsche Bank, el crecimiento más débil desde 1992 y la desaceleración más rápida en tres décadas.

Ya antes de los ataques, la economía nacional estaba en desaceleramiento tras 10 años de expansión continua, por lo que la producción de bienes manu-facturados, por ejemplo, excedía la demanda.

Desde el 11 de septiembre, las aerolíneas han despedido a 80,000 empleados, los comercios han visto caídas en ventas de mercancía general de $6,000 millones, las automotoras han contraído sus negocios en 9 por ciento, la industria hotelera ha dejado 1.9 millones de habi-taciones vacías cada noche y los canales de televisión han recibido