COLOMBIA: Ahora también bajo el fuego de Washington

Anne Patterson, embajadora de Estados Unidos en Colombia, anunció el deseo de su país de extraditar a miembros de las guerrillas y de paramilitares cuando comparaba a esos grupos con la red terrorista de Osama Bin Laden. Al mismo tiempo, Washington consideraba cancelar las visas a un grupo de militares colombianos, a quienes acusó de tener vínculos con los paramilitares, responsables de numerosas masacres.

Patterson afirmó en un discurso ante un congreso de comerciantes que los terroristas de Bin Laden y los rebeldes colombianos comparten su “hipocresía moral y su falta de ideología”. Con palabras claras, la embajadora agregó: “El régimen Talibán y Osama Bin Laden no representan al islam, una religión dedicada a la paz, la compasión y el bienestar. De la misma forma, los grupos terroristas y narcotraficantes en Colombia demuestran su cinismo e hipocresía cuando afirman que buscan la justicia social cuando la injusticia social no se puede acabar secuestrando colombianos con fines extorsivos”.

El programa de retiro de visas forma parte del endurecimiento de Estados Unidos contra los grupos terroristas colombianos, entre los que también figuran las guerrillas de las FARC y del ELN. Recientemente, la organización no gubernamental (ONG) Human Rights Watch (HRW) denunció que los militares reciben pagos de los paramilitares, a cambio de cooperación, principalmente donde han ocurrido las más grandes masacres de campesinos, en lo que va corrido de este año.