Muy graciosa es la doncella

 
Muy graciosa es la doncella,
¡cómo es bella y hermosa!
 
Digas tú, el marinero
que en las naves vivías,
si la nave o la vela o la estrella
es tan bella.
 
Digas tú, el caballero
que las armas vestías,
si el caballo o las armas o la guerra
es tan bella.
 
Digas tú, el pastorcico
que el ganadico guardas,
si el ganado o los valles o la sierra
es tan bella.
 

Gil Vicente

 
 

Calles y caminos

 
Las ciudades tienen calles,
y el campo tiene caminos,
prados cubiertos de flores
y puentes sobre los ríos.
 
Las ciudades tienen fábricas,
mucha gente, mucho ruido...
y en el campo sólo se oyen
de los pájaros los trinos.
 

Eleonor Fargueon

 
 
La perfección de una obra consiste en la unión de lo útil y de lo agradable.
 

Tomás de Iriarte

 

El jardinero y su amo

 
En un jardín de flores
había una gran fuente,
cuyo pilón servía
de estanque a carpas, tencas y otros peces.
Únicamente al riego
el jardinero atiende,
de modo que entretanto
los peces, agua en que vivir no tienen.
Viendo tal desgobierno,
su amo le reprende;
pues aunque quiere flores,
regalarse con peces también quiere.
y el rudo jardinero
tan puntual le obedece,
que las plantas no riega
para que el agua del pilón no merme.
Al cabo de algún tiempo
el amo al jardín vuelve,
halla secas las flores,
y amostazado, dice de esta suerte:
“Hombre, no riegues tanto,
que me quede sin peces;
ni cuides tanto de ellos,
que sin flores, gran bárbaro, me dejes.”
La máxima es trillada,
mas repetirse debe:
Si al pleno acierto aspiras,
une la utilidad con el deleite.