Tornados azotan una docena de estados

Los equipos de socorro buscaban sobrevivientes la mañana del lunes en comunidades arrasadas por violentas tormentas que se abatieron contra cinco estados, causando por lo menos 35 muertos y más de 200 heridos.

Una larga serie de tormentas, aproximadamente 70, azotó a comienzos del mes, los estados de Louisiana hasta Pennsylvania, siendo Tennessee y Alabama los más afectados.

El balance de muertos incluía 16 en Tennessee, 12 en Alabama y 5 en Ohio. La zona más afectada de Tennessee fue una franja de cinco millas en el condado de Morgan, unas 40 millas al oeste de Knoxville. En ese condado está situada la localidad de Mossy Grove, donde murieron cuatro personas.

Carbon Hill, un pueblo de Alabama, estaba en una situación similar después de ser arrasada por la serie de tormentas que azotó la región. Varios árboles pesados cayeron sobre viviendas allí.

En Tennessee soplaron ventarrones a 139 millas por hora que arrojaron intensa lluvia y un granizo con piedras de unos cinco centímetros de diámetro.

Las inusuales altas temperaturas en esta época del año, que fueron seguidas por un fuerte frío, reunieron las condiciones ideales para la formación de tornados, que a veces se presentan en esta temporada, dijo Gene Rench, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, en Memphis.

La tormenta produjo dos tornados en Indiana. Uno de ellos en Hartford City y el más poderoso cerca de Berne, a corta distancia de Fort Wayne, en territorio de granjas Amish pero no afectó a ninguna persona.

 

LA GLOBALIZACION DEMANDA UNA DIMENSION MORAL Y ETICA

Un destacado erudito, EL jesuita Michael Czerny, advirtió ante la conferencia internacional sobre globalización, ante la Universidad de Santa Clara, que el mercado mundial amenaza con “arrastrar al mundo nuevamente a la selva donde la primera y única ley es la supervivencia del más fuerte”.

Observó además, que la economía de mercado mundial está cambiando a una cultura de mercado mundial que carece de compás moral y ético, con consecuencias potencialmente funestas. “Las transacciones del mercado conducen inevitablemente a la guerra y cuando esto sucede, debemos protestar, debemos oponernos, debemos defendernos”, dijo Czerny. El canadiense Refiriéndose al sistema que sostiene la globalización, señaló:

“Odio su imposición, sus pretensiones, su imperialismo cultural, su injusticia absoluta”.

La Conferencia Internacional sobre Globalización, “Globalización desde la Perspectiva del Mundo en Vías de Desarrollo”, es la primera de tres conferencias internacionales del instituto, y atrajo a más de 250 estudiantes, profesores, personal, residentes locales y jesuitas de otros países.

La conferencia fue auspiciada por el Centro Bannan de Educación Jesuita de la Universidad de Santa Clara (SCU) y el discurso fue coauspiciado por Commonwealth Club of Silicon Valley y World Affairs Council of Northern California.

La conferencia internacional congregó a 25 destacados jesuitas de 19 países de Europa, África, América Latina y Asia, que se reunieron en sesiones privadas en la Universidad de Santa Clara con el fin de examinar las diferentes percepciones de la globalización entre países desarrollados y en vías de desarrollo.

 

Hasta los veteranos afirman: “La guerra no es la respuesta a los problemas del mundo”

Con la experiencia de pasadas guerras a sus espaldas, algunos veteranos luchan para que Estados Unidos no repita la historia y por dejar oír su voz minoritaria frente al clamor a favor de una contienda bélica contra Irak.

“Queremos que la gente entienda que la guerra mata a más civiles que a soldados y que no hay nada glorioso en ello”, dijo Barry Romo, que alcanzó el grado de teniente en 1968 y ahora es uno de los coordinadores de la agrupación Veteranos de Vietnam Contra la Guerra.

Esa asociación y Veteranos por la Paz son algunos de los grupos que en estos días protestan contra la posibilidad de que el presidente George W. Bush ordene un ataque militar contra Irak.

Con manifestaciones en las calles o charlas en colegios e iglesias, los veteranos que forman parte de esos colectivos pacifistas tratan de convencer a los políticos y a la opinión pública de que la guerra no es la respuesta.

“Somos unos cuantos veteranos que pensamos que, por nuestra propia experiencia, la guerra no es la respuesta a los problemas del mundo”, explicó Wilson “Moody” Powell responsable de Veteranos por la Paz.

“Si queremos que el planeta sobreviva y que nosotros sobrevivamos, hay que buscar alternativas”, insiste Powell, de 70 años y veterano de la guerra de Corea, donde luchó en 1952 y 1953.

De su agrupación Veteranos por la Paz forman parte antiguos combatientes de la II Guerra Mundial (1939-1945) y los conflictos bélicos de Corea (1950-53), Vietnam (1959-75) y el Golfo Pérsico (1991).

“La guerra causa miles de muertos y también hace que los cuerpos sufran: la Guerra del Golfo provocó que 30 mil personas sufrieran secuelas físicas y psicológicas”, afirma Wilson, quien ha escrito un libro sobre su experiencia en Corea en colaboración con un ex combatiente de las filas enemigas.

Veteranos de Vietnam contra la Guerra cuenta también con ex soldados de otros conflictos entre sus filas, pero la mayoría de sus 30 mil miembros son antiguos soldados de la guerra que más secuelas ha dejado en la psique norteamericana.

Cuando tenía 19 años, Barry Romo participó en la Guerra de Vietnam como oficial de infantería. Ahora, con 55 años, el coordinador de Veteranos de Vietnam contra la Guerra apunta que Bush nunca participó en un conflicto bélico, por lo cual no tiene autoridad moral para enviar a morir a ciudadanos estadounidenses.

En una reciente manifestación celebrada en Washington contra la guerra, que el 26 de octubre congregó a más de 100 mil personas, algunos activistas portaban pancartas en las que se recordaba al Presidente que sus hijas gemelas Jenna y Bárbara no serán llamadas a filas.

“Soy de la generación de Bush, pero ninguno de sus hermanos ni él fueron a la guerra. Es muy fácil librarse cuando uno es rico, pero a luchar fueron mi padre, mi hermano y mi sobrino, que murió en Vietnam”, declara Romo.

 

Nuevos fondos para la educación superior entre los hispanos

El Secretario de Educación de los Estados Unidos Rod Paige dio a conocer una subvención de $500,000 para el Hispanic Scholarship Fund (Fondo de Becas de los Hispanos) y el Instituto del

Fondo de Becas de los Hispanos. Los fondos estarán dirigidos a aumentar la participación de los padres en las escuelas desde el jardín infantil hasta el doceavo grado en las comunidades Latinas de todo el país.

“Si hemos de lograr el objetivo audaz de que ‘Ningún niño se quede atrás’, debemos conseguir que los padres y las comunidades enteras tengan mayor participación en la enseñanza de sus hijos”, dijo Paige. Esta subvención nos ayudará a movilizar el poder de la participación de los padres en las comunidades Latinas de todos los Estados Unidos.

 

Estados Unidos dice no necesitar permiso para atacar a Irak

Estados Unidos “no necesita permiso de la ONU” para atacar a Irak, declaró ayer el secretario general de la Casa Blanca, Andrew Card. Si Irak viola sus obligaciones estipuladas en la resolución del Consejo de Seguridad, “las Naciones Unidas pueden reunirse y discutir, pero nosotros no necesitamos su autorización”, declaró Card durante una entrevista en la cadena de televisión estadounidense NBC. El Consejo de Seguridad de la ONU votó por unanimidad una resolución que demanda a Irak una cooperación total con los inspectores de desarme en su búsqueda de armas nucleares, biológicas y químicas. La consejera de seguridad nacional, Condoleezza Rice, también abordó ese tema. Rice manifestó ayer a la cadena de televisión Fox que Estados Unidos es “muy escéptico” respecto a la voluntad de Saddam Hussein de respetar los términos de la resolución aprobada por Naciones Unidas. “El presidente tiene muchas opciones. Se reserva todas las opciones militares posibles”, agregó.