PLANIFICACIÓN FINANCIERA DEL SEGURO SOCIAL PARA MUJERES DIVORCIADAS

Por Bob Walsh • Promotor de Relaciones en el norte de Indiana

Desafortunadamente, entre el 40 y 50 por ciento de los primeros matrimonios terminan en divorcio. Si ha estado divorciado, cuando comience a planificar su jubilación, necesita entender las posibilidades de que como cónyuge divorciado podría ser elegible a recibir beneficios de Seguro Social.

A continuación encontrará una guía rápida que puede ayudarle.

La planificación de su jubilación debe comenzar con la Declaración del Seguro Social que recibe cada año, alrededor de tres meses antes de su cumpleaños. Basado en su registro de ganancias, ésta provee un estimado de beneficios por jubilación a los que sería elegible a distintas edades. La Declaración también provee estimados de posibles beneficios por incapacidad, al igual que un estimado de beneficios para sobrevivientes que los miembros de su familia podrían recibir, si usted fallece.

La Declaración no puede decirle si es elegible a beneficios de Seguro Social en el registro de Seguro Social de su cónyuge. Si actualmente está casado, es muy fácil averiguarlo, asumiendo que usted y su cónyuge estén haciendo parte de su planificación financiera juntos.

Como esposa, usted puede recibir hasta la mitad de los beneficios de Seguro Social de su esposo, dependiendo de su fecha de nacimiento y su edad cuando comience a recibir beneficios.

Llámenos al 1-800-772-1213 para averiguar cuántos serán sus beneficios. Esos beneficios pueden ser pagaderos tan temprano como a lo 62 años ­si no es elegible a más dinero en su propio registro de Seguro Social.

Además, una mujer casada puede hacer algunos planes a largo plazo porque existe la posibilidad de que enviude. Ella podría recibir alrededor de 70 a 100 por ciento del beneficio de Seguro Social de su cónyuge si él falleciera. Los beneficios de viuda son pagaderos como a los 60 años, o a los 50 años si está incapacitada.

Para ser elegible a beneficios como esposa divorciada, debe haber estado casada por lo menos 10 años y no puede estar casada al momento de solicitar los beneficios. Sin embargo, si es una viuda divorciada y se vuelve a casar después de los 60 años, es posible que sea elegible a beneficios en el registro de Seguro Social de su ex esposo.

Muchas veces, a una mujer divorciada se le hace muy difícil hacer planes financieros, especialmente si su ex cónyuge estaba poco dispuesto a compartir su información de Seguro Social con ella. En estos casos, el Seguro Social puede ayudar. Si es una mujer divorciada, no podemos divulgar información alguna sobre el registro de su ex cónyuge, pero podemos decirle lo que podría recibir como esposa divorciada o viuda divorciada.

Esto es lo que necesita hacer. Primero, haga una cita para visitar su oficina local del Seguro Social (nuestras reglas requieren que le proveamos esta información en persona, no por teléfono). Traiga evidencia que muestre que es posible que sea elegible a beneficios como esposa o viuda divorciada. En otras palabras, debe tener una copia de su certificado de matrimonio y papeles de divorcio. También necesitamos saber el número de Seguro Social de su ex cónyuge. Si no lo tiene, es posible que todavía podamos localizarlo si nos dice la fecha y lugar de nacimiento de su ex cónyuge, y los nombres de sus padres.

Para más información, lea nuestro folleto, Lo que toda mujer debe saber. Puede encontrarlo en línea en www.segurosocial.gov/espanol/10927.html o pida una copia gratis llamando al 1-800-772-1213.