El terremoto de Pakistán es la peor pesadilla conocida por la ONU

La ONU vive en Pakistán la “peor pesadilla” que ha conocido la organización, “peor” que el tsunami de diciembre del año pasado, debido a la escasez de la ayuda, afirmó Jan Egeland, coordinador de la ayuda humanitaria de emergencia. El terremoto del 8 de octubre dejó 49,739 muertos y más de 74,000 heridos.

“No es suficiente. Nunca tuvimos este tipo de pesadilla logística. Pensábamos que el tsunami era lo peor que podíamos tener. Esto es peor”, declaró Egeland a la prensa.

Después del terremoto del 8 de octubre, la ONU pidió 272 millones de dólares para ayudar a las víctimas, y anunció que había recibido 50 de promesas de donaciones. La semana que viene se celebrará en Ginebra una reunión de donantes dedicada a la ayuda en Pakistán.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para enviar ayuda urgente a Pakistán, en prevención de una segunda ola masiva de muertes tras el reciente terremoto.

“El total de muertos se establece en 49,739”, dijo el general Farooq Ahmad Khan, jefe militar de las operaciones de salvamento, agregando que los heridos ascendían a “más de 74,000”. Este balance “corre el riesgo de aumentar”, advirtió, sin embargo, al principio de su conferencia de prensa diaria en Islamabad.

Poco antes, el ministro federal del Interior había proporcionado un balance de unos 48,000 muertos y señalado contradicciones en un cómputo más elevado. Interrogado sobre una información difundida por responsables regionales, según la cual 79,000 personas murieron en la catástrofe en el sur de Asia, Sherpao respondió: “Decimos lo que confirmamos oficialmente y cuando lo hacemos, tiene que ser creíble”.