Indígenas Nasa del norte del Cauca, Colombia, impulsan industria basada en plantas naturales para enfrentar TLC

Utilizan hierbas sagradas (tomillo, limoncillo, quina, romero, drago o eucalipto) como componentes químicos de jabones y champús.

La industria, asentada en la vereda El Trapiche del municipio de Jambaló, ya prendió máquinas en un desmantelado puesto de salud, donde los nasa mejoran cada vez más su técnica.

También fabrican crema dental, jabón para lavaplatos, champú y fragancias, con el único objetivo de fortalecerse frente a las multinacionales que lleguen una vez se firme el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Para quienes tengan problemas de barros y brotes en la piel, los paeces también tienen su ungüento con el nombre de Kuecx Yuth (Nuestras Hierbas).

“Si otros pueden, ¿nosotros por qué no?”, dice con convicción Luis Ipia, un líder nasa que se propuso sacar adelante la fábrica de productos de aseo personal.

El mercadeo

Allí la crema dental toma forma de la savia roja del drago. Si no fuera por el color marrón, la textura y hasta el sabor de este producto no se diferenciaría de las del mercado, atiborrado por los anuncios de dientes más blancos y brillantes con fórmulas novedosas de concentración del flúor.

El producto ha sido elaborado con esmero pues los antepasados de los nasa han sido reconocidos como unos ‘rumiantes’ empedernidos, siempre intentando blanquear sus dientes.

Ipia pregona por las calles, como en un comercial en vivo, los buenos oficios de tales artículos. Del champú, por ejemplo, dice que quien lo use quedará con el pelo muy suave, con brillo, sin riesgo de que se esponje y de fácil manejo. Los indígenas calculan que sus productos, que llegan a bajos costos para sus comunidades, los utilizan unos 100,000 nativos.

Los aborígenes han tenido tanto éxito que fueron el centro de las miradas durante el Encuentro Interétnico del Norte del Cauca, que se realizó durante el Día de la Raza y en el cual tuvieron decenas de pedidos.

Los indígenas empezaron también la tarea de hacer análisis de mercado para lograr entrar a los almacenes de cadena de la región y buscar que los demás pobladores, campesinos y citadinos entre mestizos y afrodescendientes, también usen la crema de savia roja o el champú de quina.

De la publicidad no se ha hablado, pero se especula un eslogan para la crema dental al mejor estilo de una multinacional: “Drago para encías sanas y hierbabuena para aliento fresco”.