¿Pasan los años y no aprende el humano

que el mayor mandamiento es el amor al hermano.

Murieron los judíos por el odio de un tirano,

hoy sufre el inmigrante para poner pan en su mano.

¿Ves tu alguna diferencia?

 

Se escondían los judíos para no ser asesinados

en oscuridad cruza la frontera el inmigrante

rogando a su Dios no ser arrestado.

amigo...¿Ves tu alguna diferencia?

 

Años atrás en los ghetos miles de ellos murieron,

martirizados y asesinados como presas de caza,

Hoy para vivir mejor muchos inmigrantes pierden su vida

y no hay quien hable por su raza.

Hermano...¿Ves tu alguna diferencia?

 

Judíos muertos, apilados y quemados,

sin tumba, sin nombre ni apellido.

Hoy inmigrantes muertos, perdidos y sepultados

en una fosa común sin ser identificados.

¿Ves tu alguna diferencia?

 

Hoy hablamos de justicia, de igualdad,

de los derechos del humano,

pero ¿para quién es todo esto?

para aquel que el poderoso considera su hermano

¿Ves ya la diferencia?

 

Ves como una linea en la tierra, el color de la piel

o el idioma dividen el amor entre hermanos,

nos hacen olvidar la bondad y la misericordia de Aquel

que dio su vida para mostrar su amor a los humanos.

El no hizo una diferencia.

 

 

Hoy se construye un muro más, otra pared de separación

como si el humano no tuviera ya, suficiente división.

El odio destruye, el prejuicio asesina y el orgullo equivocado,

parecen pesar más que el Mandamiento de amor que Dios nos ha dado.

... En esto Dios espera que haya diferencia.

 

Si es verdad que “En Dios confiamos”

sus mandamientos sigamos, ayudemos a nuestros hermanos

defiende, lucha, y habla por el inmigrante

muéstrales así tu confianza en Dios.

Para que ellos vean en ti una diferencia

 

Esther Paz