LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO

Son obras de arte de grandes proporciones que en la Roma Clásica fueron reconocidas como extraordinarias construcciones pertenecientes al mundo antiguo.

Existe una sola de estas maravillas que en estos tiempos se puede apreciar, las demás quedan solo en datos históricos y que nos permiten darnos una idea de lo que las civilizaciones del pasado eran capaces de hacer.

La primera maravilla es la más antigua de todas y es la que continua a la vista del observador actual; “Las pirámides de Gizeh”, ubicadas en Egipto y que se hicieron durante la Cuarta dinastía cerca del año 2560 a.C.

La segunda maravilla consistía en terrazas a manera de jardín que se presume fueron construidas cerca del año 600 a.C. por el rey Nabucodonosor; “Los jardines colgantes de Babilonia”.

La tercera se construyó a mediados del siglo V a.C. y fue tallada por Fidias; escultor griego que realizó esta obra de 12 m de altura para que fuera colocada en la cámara interna del templo de Zeus en Olimpia. “La estatua criselefantina de Zeus”.

La cuarta es “El templo de Artemisa en Éfeso”. Construido en Grecia.

“El mausoleo de Halicarnaso” era una tumba que fue construida para el rey Mausolo de Caria hacia el año 350 a.C. y se considero la quinta maravilla.

“El Coloso de Rodas” es la sexta maravilla; representaba al dios griego del sol, era de bronce y tenía una altura de 30 metros. Fue la puerta de entrada a la bahía de Rodas y se terminó de construir en el año 282 a.C.

La séptima maravilla del mundo es “ El faro de Alejandría” que se empezó a construir cerca del año 290 a.C. y estaba situado en una isla de la bahía de Alejandría. Tenía 134 m de altura