Comienza la temporada 2008-2009 de enlatado de carne

Por Cathryn Clinton

Akron, Pennsylvania ­ Un equipo de cuatro enlatadores del Comité Central Menonita comenzó su recorrido para la iniciativa anual para enlatar carne.

Desde octubre hasta fines de abril el enlatador móvil de carne visitará 13 estados de Estados Unidos y dos provincias canadienses. Esta iniciativa involucra a miles de voluntarios y produce más de medio millón de latas de carne.

Los miembros de este equipo de enlatadores son Steven Bricker de Chambersburg, Pennsylvania; Josh Voth de Goessel, Kansas; Peter Reimer de Tolstoi, Manitoba (Canadá); y Viktor Schwendich de Huenfeld, Alemania.

La última temporada la iniciativa produjo más de 550,000 latas de carne, que el Comité envió a más de 20 países diferentes. El alimento fue destinado a comunidades asoladas por la guerra y los desastres.

La carne enlatada es una fuente importante de proteínas. Se pueden alimentar entre 10 y 15 personas con una lata.

Este año, las provisiones de carne enlatada serán distribuidas en cuatro orfanatos de Corea del Norte. Aproximadamente 1,700 niños mejorarán la calidad de su alimentación.

Las comunidades locales comienzan a trabajar meses antes de que lleguen los enlatadores. En principio, recaudan fondos para cubrir el costo del enlatado, que puede llegar a los 15,000 dólares por día. El equipo del Comité Central Menonita trabaja por turnos para supervisar las operaciones de enlatado desde temprano a la mañana hasta la noche. Los voluntarios proveen el grueso del trabajo en los días de enlatado.

Tim Friesen, coordinador de enlatado, dice que es importante que la iglesia continúe apoyando los programas relacionados con la alimentación, ya que el costo de los alimentos está subiendo en todo el mundo.

La tradición del enlatado data de 1946. “Históricamente, aun en los tiempos de dificultad económica, la producción de carne en lata se ha mantenido fuerte, y esperamos que se mantenga fuerte a nivel nacional e internacional”, dice Friesen.

Cuando Josh Voth, miembro del equipo del Comité Central Menonita, mira hacia atrás, dice que trabajar enlatando carne ha fortalecido su fe y su paciencia.

Cada año, la gente del Comité busca prestar servicio en el enlatador móvil de carne. Los miembros del equipo de enlatado prestan servicio en períodos de dos años. Cada año pasan siete meses en el camino con el enlatador móvil recorriendo el país, y los otros cinco trabajan en Akron, Pennsylvania. Para obtener más información, visite la página web http://mcc.org/canning.

Enlatadores de CCM (izq. a der.), Steven Bricker, Josh Voth, Peter Reimer y Viktor Schwendich. Foto de Brenda Burkholder