Protegiendo su bolsillo: cómo afrontar la crisis financiera

Por el secretario de estado de Indiana Todd Rokita

En Indiana, como en el resto del país, los consumidores están sintiendo el impacto de la crisis financiera actual. Cerca de la mitad de los americanos tienen acciones, ya sea directamente, o por medio de fondos mutuos o cuentas 401(k). Ninguno se ha salvado de la confusión que reina en Wall Street.

Indirectamente, el estado actual de las cosas también ha disminuido considerablemente el crédito, y esto ha dificultado la obtención de préstamos estudiantiles, financiamiento para autos, y ha deprimido el mercado de bienes raíces, lo que a su vez hizo disminuir el valor de las propiedades. Como resultado de esto, algunas personas están reevaluando sus planes de jubilación y otras inversiones.

Sin embargo, la incertidumbre económica no debe conducir a que los inversionistas tomen decisiones apresuradas y poco informadas basadas en el miedo. Dada la volatilidad del mercado financiero en estos días, es muy importante, hoy más que nunca, buscar el consejo de varios profesionales antes de hacer movimientos bruscos con su dinero.

Contrariamente a lo que podrían indicar las noticias sensacionalistas y los informes imprecisos, vender acciones en un mercado en baja y sacar dinero de las cuentas bancarias para colocarlo “debajo del colchón” es una mala idea. Estas medidas podrían incluso complicar los problemas que actualmente enfrenta la economía nacional, y podrían afectarlo más de forma personal. Los consumidores deben prepararse para mantenerse en el mercado a largo plazo, y afrontar la tormenta con la guía de un consejero de inversiones de confianza.

También es un momento para que los inversionistas se mantengan alerta y sean muy cuidadosos a la hora de considerar nuevas compras e inversiones. Aunque es tentador buscar nuevas opciones para contrarrestar los precios que suben, las increíbles propuestas para ser rico en un minuto rara vez son la solución. En lugar de tomar decisiones apresuradas, es el momento de estar en guardia y ser selectivo cuando se trata de inversiones. Habrá estafadores que se aprovecharán de la situación, que tratarán de alejar a los consumidores de Wall Street y los animarán a invertir en oportunidades lejanas.

En cualquier condición del mercado es mejor buscar consejo profesional de alguien de confianza antes de realizar movimientos. Esta es la mejor línea de defensa en contra de oportunistas que buscan obtener alguna ventaja de una economía turbulenta. Solicite información escrita que describa la inversión en detalle. La documentación debe contener suficiente información clara y precisa para que usted o su asesor financiero puedan evaluar y verificar los detalles de la inversión.

Incluso cuando sus inversiones estén limitadas a un plan de retiro patrocinado por su empleador, como el 401(k), solicite un consejo objetivo antes de hacer cambios significativos en sus ahorros a largo plazo o en su estrategia de inversión.

Lo más importante de todo es usar el sentido común. Si se le presenta una oportunidad de inversión que parece ofrecer privilegios extraordinariamente elevados en comparación con otras opciones, debe estar alerta.

Si sus inversiones, o su firma de acciones, ya han padecido como resultado del descontrol en Wall Street, aún queda esperanza. El Securities Investor Protection Cororation (SIPC) mantiene una reserva especial de fondos autorizados por el congreso para ayudar a los inversionistas de firmas fracasadas. El SIPC actúa como fiador en casos de falta de solvencia para recuperar fondos. Para más información, visite www.sipc.org