Los usos del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un compuesto de color blanco, soluble en agua y con un ligero sabor alcalino. Podemos usarlo de muchas maneras.

Como desodorizante:

- Si colocamos en el horno microondas un recipiente destapado con bicarbonato de sodio, veremos cómo pronto desaparecen los malos olores.

-Si mezclamos un poco con la pasta de dientes, nos ayudará a combatir el mal aliento. En este caso hay que tener cuidado de no excederse en la dosis, porque puede llegar a producir descalcificación de los dientes.

- El bicarbonato de sodio es eficaz para combatir el olor a pescado o a ajo en las manos. Simplemente friega tus manos con un poco de esta sustancia luego de preparar los alimentos.

-Podemos sustituir el talco para pies por bicarbonato de sodio. Es efectivo y tal vez más barato.

-También se puede utilizar para quitar el olor que adquiere un termo después de no haberse utilizado en mucho tiempo.

-Mezclado con aceite esencial de lavanda se puede aplicar en las axilas como desodorante.

Como controlador de plagas:

-Mezclado con sal común mata las pulgas en las alfombras. La preparación se esparce por toda alfombra y se pisa repetidas veces hasta lograr que se vaya al fondo del tejido. Después de 24 horas se pasa la aspiradora y la operación completa se repite 3 veces.

-Si colocamos una línea de bicarbonato de sodio en las puertas, evitamos que entren las hormigas.

Como medicamento:

-Un baño de inmersión con bicarbonato de sodio elimina las infecciones vaginales causadas por levaduras.

-Las gárgaras con bicarbonato de sodio evitan las infecciones en la garganta.

-Mezclado con agua es un eficaz antiácido que calma la acidez estomacal.

-También puede utilizarse como remedio para las alergias.

Como cosmético:

-Si agregamos una pequeña cantidad en el champú, nos quitará residuos de otros productos y dará brillo a nuestro cabello.

- Podemos usar un poco de bicarbonato mezclado con agua para lavarnos la cara. Es muy efectivo para limpiar los poros y evitar el acné.

-Mezclado con avena se logra un buen exfoliante.

Como limpiador:

-Para lavar los cepillos y los peines.

-Para eliminar manchas de vino tinto y café.

- Con una pasta de bicarbonato de sodio y agua podemos dejar relucientes los objetos de plata.