En la Alameda Central de la ciudad de México, como una parodia al mural “Sueño de un paseo dominical en la Alameda” del muralista Diego Rivera, se colocaron los monos de la clásica revista de los años 50s; “La Familia Burrón”. Teniendo como propósito que las nuevas generaciones reconozcan los personajes creados por Gabriel Vargas, se encuentran en la reconocida plaza; Doña Borola Tacuche de Burrón, vestida elegantemente y usando estola. Acompañada por su esposo, Don Regino Burrón, sus hijos; la señorita Macuca Burrón Tacuche, el joven egino Burrón Tacuche y el perro Wilson, que es la mascota de la familia. Sin duda, una divertida oportunidad para adentrarse en el mundo de las historietas mexicanas. Foto Raúl Urbina / Maya

USCIS emite recordatorio a ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador elegibles para re registrarse en el TPS

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), emitió un recordatorio a los ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador elegibles para extender su Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para que sometan sus solicitudes antes de que termine el período de re-registro (1 de diciembre del 2008 para los ciudadanos de Honduras y Nicaragua y el 30 de diciembre del 2008 para los ciudadanos de El Salvador).

La extensión de 18 meses en el TPS de los ciudadanos de Honduras y Nicaragua permanecerá en efecto hasta el 5 de julio del 2010 y hasta el 9 de septiembre del 2010 para los ciudadanos de El Salvador. Los ciudadanos de estos tres países que hayan recibido TPS previamente deben re-registrarse para la extensión de 18 meses durante el período de re-registro. Quienes no cumplan con el requisito de presentar la solicitud durante el período de re-registro sin una razón válida podrían perder sus beneficios de estatus de protección temporal, incluyendo su autorización de empleo y su protección para no ser removido de los EEUU.

Si desea solicitar una exención de tarifas, debe presentar una petición debidamente documentada que demuestre su incapacidad de pago. Podrá encontrar más información acerca de la exención de tarifas en nuestra página electrónica

www.uscis.gov/feewaiver .

• Si su dirección cambia luego de someter su solicitud de re-registro, debe completar y someter un Formulario de Cambio de Dirección (formulario AR-11) electrónicamente o por correo. Llene el formulario AR-11 electrónicamente siguiendo las instrucciones en www.uscis.gov/ar-11 . También puede enviar su solicitud por correo a la siguiente dirección:

U.S Citizen and Immigration Services

Change of Address

P.O. Box 7134

London, KY 40742-7134

Para facilitar que el cambio de dirección sea procesado en su solicitud de TPS, puede llamar al Centro Nacional de Servicio al Usuario al 1-800-375-5283 (TTY 1-800-767-1833) y solicitar que el USCIS actualice la dirección en su solicitud. Sin embargo, usted debe llenar y presentar ante el USCIS un formulario AR-11 de todas maneras.

Podrá obtener más información llamando al Centro Nacional de Servicio al Usuario llamando al 1-800-375-5283.

-USCIS-

La Feria Artesanal de Nacimientos Mexicanos presentada en el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP), es una exposición y venta de productos con tema navideño. Las pesebres muestran la gran variedadde expresiones artísticas y materiales en la artesanía mexicana. Se encuentran desde las miniaturas hasta los de gran formato. Hay pesebres de arcilla, mimbre, madera, latón, entre otros materiales. Fotos Maya

MÉXICO • Defensoras de derechos humanos reciben amenazas de muerte

Las defensoras de los derechos humanos, María Luisa García Andrade y Marisela Ortiz Rivera han recibido constantes amenazas de muerte, en virtud del trabajo que realizaron en el Estado de Chihuahua ante los crecientes asesinatos y desapariciones de mujeres. Las amenazas se enviaron unos días después del estreno de Bajo Juárez: La ciudad devorando a sus hijas, un documental sobre los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua, en el estado de Chihuahua.

Entre las personas retratadas en el documental aparece Lilia Alejandra García Andrade, la hija asesinada de Norma Andrade y hermana de María Luisa García. Esta última y Marisela Ortiz aparecen en el documental como destacadas activistas de Nuestras Hijas de Regreso a Casa (NHRC), una organización que pide justicia para las mujeres asesinadas en la región.

Según un testigo presencial, el 30 de octubre un automóvil oscuro con los cristales tintados se acercó a la casa de María Luisa García en Ciudad Juárez cuando ella estaba ausente. Un hombre salió del auto y arrojó contra la casa una piedra que rompió una ventana, a través de la cual arrojó una gran tarjeta en la que se amenazaba con matar a María Luisa García y hacer daño a sus hijos.

El 5 de noviembre, Marisela Ortiz encontró también ante su casa una tarjeta que, con letras recortadas y pegadas, que decía: “Vajo Juárez muerte” [sic]. Las dos mujeres han presentado una denuncia ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas.

La preocupación por las personas que componen NHRC se ve acrecentada por el hecho de que ya han sido amenazadas en el pasado. En mayo de 2008, tras el estreno de la película Bordertown, basada libremente en las historias de las mujeres asesinadas en la región, varias mujeres miembro de NHRC recibieron un correo electrónico insultante y amenazador por prestar su apoyo a la presentación de la película como medio de llamar la atención hacia los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez.

Desde aquellas amenazas de mayo de 2008 contra las integrantes de NHRC y sus familias, no ha habido progresos en la investigación y la búsqueda de los responsables. Marisela Ortiz Rivera y María Luisa García Andrade sólo han recibido una protección limitada de agentes de la policía federal, y no han recibido atención alguna de la Procuraduría General ni protección de la policía estatal, pese a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ordenó al gobierno mexicano que adoptara medidas para protegerlas.

 

Debates sobre Tratados de Libre Comercio en Centroamérica

Diversas organizaciones sociales de América Central solicitan una renegociación de los Tratados de Libre Comercio firmados entre países centroamericanos y Estados Unidos. Las propuestas de temas para renegociar fueron publicadas en un documento, para el cual las organizaciones están recogiendo firmas de apoyo.

En una carta, los dirigentes de las organizaciones afirman que hace algunas semanas fueron informados acerca del interés de un grupo de congresistas y senadores demócratas en insistir, a partir de la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, en una posible negociación del Acuerdo de Libre Comercio de América Central y República Dominicana (CAFTA-DR, por su sigla en inglés).

Según los dirigentes, el interés se basa en las declaraciones de Obama, que dijo, en relación con América Latina, que desea tener relaciones entre socios de igual a igual y no de súbditos con un superior, y que una vez electo revisaría todos los tratados comerciales. Para promover esta tarea en América Latina fueron elegidos un ciudadano brasileño, un ecuatoriano, un colombiano y, en el caso centroamericano, Ottón Solís, presidente de la Comisión Política del Partido Acción Ciudadana.

En el documento en el que exponen sus propuestas, las organizaciones resaltan que el comercio debe contribuir al desarrollo de los pueblos. Según las entidades, el TLC firmado entre América Central, República Dominicana y Estados Unidos no contribuye a combatir la pobreza ni a un desarrollo equitativo: “El Tratado protege a las corporaciones transnacionales estadounidenses y deja indefensos a nuestros países, particularmente en agro, medicinas y medio ambiente”.

Las organizaciones proponen reformar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos a fin de que el acuerdo no fuerce a los países centroamericanos a convertirse en meros importadores de productos agrícolas subsidiados: “Un TLC en el que si Estados Unidos mantiene subsidios agrícolas, nuestros países no tengan que eliminar las protecciones existentes para su propia producción alimentaria”.

Exigen también un acuerdo que favorezca una política de seguridad alimentaria nacional y el establecimiento de políticas de apoyo hacia los pequeños y medianos productores nacionales. Quieren un TLC que no obligue a los países de América Central a garantizar a los inversionistas estadounidenses medidas extraordinarias de protección que inclusive superan las que disfrutan en Estados Unidos.

Otra propuesta es un acuerdo que, en el campo de la producción de medicamentos genéricos, no extienda el plazo de las patentes, ni permita un período adicional para la presentación de los datos de experiencia: “Un TLC que no prolongue el monopolio sobre la patente por parte de las empresas farmacéuticas atentando contra la seguridad social y una mayor libertad comercial”.

En relación con la cuestión ambiental, las organizaciones proponen un acuerdo que respete las varias iniciativas de protección del medio ambiente promovidas en las últimas décadas por los países centroamericanos, que no excluya las disposiciones de las leyes nacionales que regulan el acceso a los recursos naturales y que incluya los procedimientos para otorgar concesiones y licencias para la utilización y explotación del agua y de las fuerzas asociadas con ella, de los bosques, de los recursos minerales, de los recursos marinos y de la biodiversidad en general, así como los derechos de las comunidades indígenas asociados con tales recursos.