Dedicados a la enseñanza

¿Quién no recuerda especialmente a alguno de sus maestros o maestras; que fueron parte importante de su vida?. La tarea del profesor, aparte de enseñar y transmitir conocimientos a sus alumnos, es ser un modelo de comportamiento. Una persona versátil que algunas veces actúa como guía, consejero e incluso como confidente. Es el responsable de ayudar a los estudiantes a construir el conocimiento que definirá en gran medida su futuro.

La educación en la actualidad requiere que el maestro transmita conocimientos y guíe a los alumnos motivándolos a ser observadores, investigadores y analíticos. Que despierte en ellos la iniciativa y el interés por incrementar su cultura, logrando que tengan aprendizajes significativos basados en las experiencias propias y de otros.

Estudios psicológicos han demostrado que cuando el aprendizaje se basa en la propia motivación es perdurable, en cambio, la simple memorización de conceptos sin un análisis e interés verdadero es común que sea por corto tiempo. El educador es también una pieza clave en una de las principales áreas de la formación de los alumnos; la moral. La inculcación de valores, para lograr tener individuos éticos, honestos y responsables; que sean personas activas y elementos importantes en el proceso de cambio y desarrollo de sus comunidades.

ARTES Y OFICIOS