Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Noviembre 17, 2009.

Amnistía Internacional premia a sacerdote defensor de los inmigrantes

El salvadoreño José S. Landaverde, quien llegó a Chicago procedente de su país como refugiado político hace 19 años, fue premiado por Amnistía Internacional por su defensa de los derechos humanos de los inmigrantes.

El reverendo José S. Landaverde, fundador y director de una misión Anglicana Católica, recibió el 13 de noviembre el premio “Guardián de la Llama” (Keeper of the Flame, en inglés) por defender a los inmigrantes atrapados en la maraña de leyes y detenciones.

“Como un líder de la fe, él ha demostrado lo importante que es para nosotros trabajar por la causa de los menos afortunados y hacerlo con un espíritu que refleja lo mejor de la humanidad”, afirmó Jamal Watkins, director regional en el Medio Este de Amnistía Internacional Estados Unidos.

“Me sorprendió el anuncio del premio”, dijo Landaverde, de 38 años y originario del pueblo El Barrancón, en El Salvador, país del que salió en 1990 en calidad de refugiado político a causa de la violencia interna en ese país centroamericano.

De apariencia juvenil, el religioso más bien parece un joven acólito que un veterano probado en la batalla, como él mismo señala, de “dar una esperanza” a los miles de inmigrantes hispanos cuyas familias son a diario separadas y hasta destrozadas por las continuas detenciones y deportaciones.

Hace tres años, este reverendo afiliado a la Iglesia Católica Anglicana fundó en el barrio 26 La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe.

Fue ahí donde empezaron a llegar los inmigrantes suplicándole que los ayudara a sacar a sus seres queridos de los centros de detención.

Según el religioso, lo que comenzó con un caso, pronto se convirtió en una serie de 200. Luego siguieron reclamos a las autoridades y numerosas marchas y protestas que atrajeron la atención de toda la ciudad y del país entero.

Es tanta la afinidad que encontró Landaverde con la causa inmigrante que la Misión ayudó a los mismos familiares de los detenidos a organizar campañas para recaudar donaciones de los comercios hispanos para pagar las fianzas de los detenidos y comprar comida, y hasta pagar la renta de las esposas e hijos que quedaron desamparados.

El religioso tiene una maestría en Divinidad de Garrett Evangelical Theological Seminary y actualmente estudia un doctorado en Chicago Theological Catholic Unión. Está casado con Patricia Bonilla, una mexicana, y ambos tienen un hijo de cuatro meses, Gabriel Sijisfrido.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces