Inicio

elpuenterelojdearena

  • Edición impresa de Noviembre 17, 2009.

Día de Acción de Gracias

reloj1109b2Un grupo de cristianos europeos embarcó en 1620 el Mayflower rumbo a América. Llegaron a la costa de Massachusetts en noviembre, un mes que anunció un primer invierno muy duro. Los colonos no pudieron resguardarse de las inclemencias del tiempo por falta de recursos y casi la mitad de ellos murió antes de primavera. Los que consiguieron sobrevivir, lo hicieron gracias a la ayuda que les proporcionaron los nativos, los indios Wampanoag. El siguiente otoño, en 1621, los peregrinos obtuvieron una buena cosecha y en agradecimiento a la ayuda recibida el año anterior, decidieron celebrarlo invitando a sus ‘anfitriones’ a una gran cena. Este fue el inicio de una tradición que hoy pervive. El Día de Acción de Gracias surgió en el año 1621. Se declaró día oficial en el año 1863 a instancias del Presidente Lincoln y en 1941, el Congreso de los Estados Unidos lo proclamó como festivo.

Aunque no es propiamente una fiesta religiosa, para muchos norteamericanos es una afirmación de su fe en Dios, y entienden la jornada como un tiempo para reflexionar acerca de todas las bendiciones recibidas y para expresar agradecimiento.

En la cena: pavo, maíz y calabaza. El plato tradicional para la cena de Acción de Gracias es un pavo asado, porque cuentan los heraldos que esta ave fue el animal que sirvió de alimento a la colonia de peregrinos en el año 1620. El pavo asado se suele acompañar de un relleno casero que se prepara al gusto de los comensales -frutas desecadas, bayas silvestres, hierbas aromáticas o salsa de arándano-.

Sin embargo los elementos indispensables en la mesa, además del pavo, son el maíz y la calabaza, que representan la supervivencia de los indios nativos en las colonias.

Se acompañan de verduras y féculas como judías verdes, batata dulce y puré de patata con una salsa elaborada con el jugo del pavo.

Después de la cena, la diversión preferida es ver partidos de fútbol americano por la televisión. Al día siguiente es la apertura de la temporada de compras navideñas.

reloj1109b• 1 Pavo pequeño. 50 g. de cebolla. 1 pimiento verde. 50 g. de uvas pasas sin pepita. 50 g de ciruelas pasas deshuesadas. 40 g. de nueces sin cáscara. 1 ramita de perejil. 3 manzanas rojas. 1 copa de coñac. 8 cucharadas de aceite de oliva. 100 g. de pan remojado en leche. Sal y pimienta.

• Condimentamos el pavo con sal, pimienta y con una jeringuilla, inyectamos el licor en diversas partes de la carne y embadurnamos su piel con 6 cucharadas de aceite de oliva. Para el relleno, calentamos en una sartén el aceite de oliva restante y rehogamos la cebolla y el pimiento verde cortado en cuadraditos, retiramos del fuego y agregamos el resto de los ingredientes (las uvas pasas, las ciruelas sin hueso, las nueces picadas y la manzana troceada, junto con el pan remojado en leche y el perejil picado, todo ello puesto a punto de sal y pimienta). Rellenamos el pavo con esta mezcla y cocinamos a horno suave a 150 ºC durante 2 horas, regando de vez en cuando con sus jugos o con un poco de agua y vino blanco para que no se seque en exceso.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces