yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Noviembre 2, 2010

 

¿Cómo puede el número uno saber que es el uno, si el número dos no existe? ¿Cómo puedo saber quien soy, si no fuera por el otro? Los sabios, los niños y los de corazón limpio han descubierto que el otro, el prójimo, el vecino, soy yo.

La antigua tradición occidental proclama, “ Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Ese término implica la espiritualidad y encontramos una síntesis de esto en la parábola del Buen Samaritano, como una respuesta al fariseo quien pretendía estar libre de toda responsabilidad con aquellos que no ‘eran su gente’, sus parientes, o aquellos con quienes tenía una estrecha relación.

El ser huamno es una persona, una red de relaciones, un lugar de encuentro y no simplemente una entidad individual independiente. El individuo no desaparece en la nada sino que se transforma a sí mismo en la plenitud de reconocerse a sí mismo en el otro, los otros y todo lo demás.

La vida diaria nos da la oportunidad de buscar la plenitud al estar en solidaridad con otros. Muchas veces las festividades, celebraciones y reuniones nos ofrecen la oportunidad de estar con otros en una relación diferente, que se expresa, en ocasiones, en la entrega de regalos o en compartir una comida. Tal vez por eso, la ‘temporada de festivos’ es un llamado a otros a que compartan más y donen a fondos y organizaciones que trabajan con las gentes en necesidad. Algunas personas dan como una manera de calmar su conciencia, reconociendo que de alguna forma las dificultades de otros deben tomarse en cuenta, aunque solo sea ocasionalmente y como una dádiva y no como siendo socialmente responsables de toda una situación sistémica.

La solidaridad es mucho más que un ‘acto bondadoso’, o un regalo de temporada. La solidaridad implica reconocer que el bienestar de otros es el mío propio y que nuestra responsabilidad es hacia todo el mundo.

“Amar al prójimo como a sí mismo’, no se acaba en una relación de generosidad sino que implica una relación de reciprocidad.

De otra parte, usamos la fuerza para protegernos de la violencia generada por nuestras acciones egoistas. Si otros no tienen, estarán buscando las formas de rodearse de una mínima forma de vida satisfactoria. La respuesta no es por lo tanto crear más defensas sino compartir más de lo que tenemos.

Debemos agradecer a aquellos que día a día nos ofrecen la oportunidad de ver de lo que otros carecen y las formas de ayudar. Podríamos ir un paso más allá averiguando por qué se creó tal necesidad en primer lugar y cual es nuestra responsabilidad en hallar formas, no solo de ayudar sino de corregir el sistema que creó tal vacío.

Encontrar nuestro lugar en sociedad no está relacionado a escalar en los círculos sociales; en realidad es buscar la verdad y hallar el lugar justo donde estar. Se puede comprar la entrada o asegurar un lugar en algunos círculos, pero eso no asegura la paz y el crecimiento interior.

Llegamos al mundo con las manos vacías y nos vamos de igual manera. ¿Vale realmente la pena cuanto acumulemos en detrimento de cuanto conocimiento y paz obtengamos? ¿ Vale la pena vivir en temor, buscando siempre defensas, armas y protección en lugar de tener una relación de cuidado mutuo con otros?

La invitación está allí, de dar con corazón alegre, no solo de sus arcas sino también de su vida cotidiana.

 


 

familiesfirstanimatedgif


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

guiacomm

danzapeligrosacol1a

mouse

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
ervsweb1
smallseleccionado
smallad2
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces