Inicio

elpuenteangola

  • Edición impresa de Noviembre 16, 2010

rutas11110bAngola e Iberoamérica

El 11 de noviembre de 1975 Angola fue el último país del África continental en dejar de ser una colonia europea. Angola y los otros cuatro Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa (PALOP) fueron las primeras y las últimas dependencias europeas en el mundo negro.

Angola es hoy uno de los países africanos más ricos en petróleo y en diamantes. Entre el 2004 y 2007 fue creciendo con una tasa anual promedio de un 15%, una de las cifras más altas del mundo.

De todos los 11 territorios africanos que tienen como lengua oficial al español o al portugués, Angola es el que tiene a la mayor población que hable o entienda al menos una lengua ibérica.

Angola se encuentra a alrededor de 5,000 kilómetros de distancia al sur de la península ibérica y al oeste del sur de América. Sin embargo, esta nación del África austral ha jugado un papel clave en la historia iberoamericana. Entre los siglos XVI y XIX proveyó de multitud de esclavos a las Américas, al punto que hoy debe haber más americanos con ascendencia angoleña que los 13 a 16 millones de angoleños. 

La historia del Brasil se halla muy entrelazada con la de Angola. Entre estas dos colonias portuguesas que se encontraban en lados opuestos del mar hubo un gran flujo. Hoy la mitad de los casi 200 millones de brasileños desciende de esclavos, gran parte de ellos provenientes de Angola y de los PALOP.

Hasta en Perú, que es el país americano que más lejos se encuentra de Angola por la vía marítima, la presencia angoleña marcó mucho del carácter de dicho país. La mayor procesión católica que allí se hace (y posiblemente en todo el mundo) es una para rendir pleitesía al Cristo Moreno, que fue pintado por el esclavo angoleño Pedro Dalcón. El mayor santo peruano (San Martín de Porras, cuyo nombre ha sido dado a una universidad, a un distrito de la capital y a un departamento del Perú) fue hijo de una panameña liberta descendiente de angoleños.

Cuando Lima era la capital de la mayor parte del subcontinente suramericano, un significativo porcentaje de sus habitantes eran angoleños y africanos. A muchos barrios o poblaciones negras se los denominaba en el Perú virreinal como “angolas”. El nombre “Angola” no sólo se asocia a barriadas, sino también a uno de los hoteles y centros de convención más exclusivos de Lima, que ha sido bautizado en honor a María Angola, la gran campana del Cuzco, considerada como una de las más monumentales y sonoras de Sudamérica. El popular plato peruano del escabeche, o el baile típico de la costa peruana Landó tienen raíces en Luanda, la capital angoleña.

Hoy, en la Hispanoamérica que celebra los bicentenarios de sus independencias, es bueno recordar que posiblemente su primer territorio que logró la independencia fue un área de Veracruz en México, luego de una rebelión que, en 1570, hace más de 4 siglos, fue liderada por el esclavo liberto Gaspar Yanga, quien llegó allí vía Cabo Verde (el archipiélago afro-portugués), muy posiblemente desde una región del entorno congo-angoleño.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces