Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Noviembre 1, 2011

Lo que aprendimos de una activista por la paz

La presencia de una activista por la paz y los derechos humanos en Colombia dejó en todos los que la escuchamos, una fresca sensación de que algo muy importante está sucediendo en el hermano país suramericano.

Cahucopana es una Corporacion por la acción humanitaria por la convivencia y la paz. Su objetivo es divulgar la crisis humanitaria que vive la gente en esa región del noreste antioqueño, conocida como la cuna del oro del departamento y por su riqueza en recursos naturales, maderas y ganadería.

Nace como una organización de base, el 4 de diciembre del 2004 con 450 campesinos empeñados en denunciar ante la fiscalía general de la nación la continua violación de sus derechos, la impunidad y el despojo de la tierra. Con la colaboración y apoyo de otras organizaciones que operan en el país, como la Asociación campesina del valle del río Cimitarra, la corporación juridical Yira Castro, la prensa rural, el colectivo de estudiantes, la Coordinación Colombia-Estados Unidos-Europa, etc., Cahucopana desarrolla campañas educativas y realiza acciones humanitarias que llevan cuidado de salud y conciencia política a esas regiones olvidadas del estado y los invita a participar.

“Todas las organizaciones sociales unificadas podremos denunciar y poner freno a la politica de guerra sucia contra las comunidades campesinas y contra el pueblo colombiano”.

Tuvimos el placer de conocer a Luz Angela Castellanos Poveda mientras daba una conferencia a algunos estudiantes en Goshen College y nos impresionó su sencillez y su mensaje, claro y doloroso a la vez, pero sobre todo lleno de esperanza:

“He venido a hacer un llamado a no olvidar esas comunidades”.

“Tenemos derecho a permanecer en nuestra tierra y luchamos por prevenir el desplazamiento”.

“En lo recorrido de este año van 22 sindicalistas muertos y no hay garantías de proteccción para los líderes”.

Nacida en Sumapaz, en 1977, Angela viene de una familia de 4 hermanos con una trayectoria en la lucha por la defensa de los derechos humanos. Angela tiene dos hijos y es estudiante de psicología social. Ingresó hace 5 años a “Cahucopana” para caminar hombro a hombro con los campesinos comprometidos en construir una vía a la paz en Colombia y en defender sus derechos en el noreste de Antioquia,.

Qué aprendimos de su mensaje?

Por ella aprendimos que los grupo paramilitares “águilas negras” que operan en esa región les dan protección a empresas multinacionales de Canadá, Estados Unidos y Europa, que están penetrando en la región con la venia de estos gobiernos.

Aprendimos que los falsos positivos son asesinos de parte del gobierno, que matan a los campesinos y los hacen pasar por guerrilleros, con colaboración de los paramilitares. Nos comentó el caso de un joven de 22 años, conocido en la región como líder educador, quien fue torturado y asesinado por los militares, y mostrado al día siguiente ante los medios como un guerrillero caído en combate.

Aprendimos que los campesinos, lenta pero inexorablemente están aprendiendo a romper el miedo a manifestarse en torno a la violencia, la impunidad y la injusticia porque no quieren más vivir en guerra, una guerra que ha bañado de sangre por casi tres generaciones consecutivas al pueblo colombiano.

Comentarios:

prietojim@webelpuente.com

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces