Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Noviembre 15, 2011

Orgullosos de ser americanos 136 personas se naturalizan en una ceremonia en Notre Dame

SOUTH BEND- Algunas veces olvidamos lo que significa ser americanos. Pero para las 136 personas que portaban banderas de Estados Unidos el pasado viernes en la Universidad de Notre Dame estaba claro el conocimiento de los derechos y las obligaciones de un ciudadano americano. Ellos concluyeron un examen, una entrevista y montones de papeleo como preparación para este día, y tan solo esperaban dar el último paso. “Yo comenzé el proceso en enero de este año”, dijo Janet Weikel, de South Bend. “Mi entrevista fue el 14 de mayo. Tuve que esperar seis meses para la ceremonia, pero valió la pena”. Originaria de China, ella llegó a los Estados Unidos en 1998 porque sus padres pensaron que habría mejores oportunidades de educación para ella. “Cuando llegué, no sabía hablar inglés”, dijo, “pero las personas fueron muy buenas y amigables y dispuestas a ayudar”. Ella tomó un curso de inglés intensivo de seis meses en Arkansas y eventualmente fue a la Universidad de Florida.

Se unió a inmigrantes de otros 40 países en la ceremonia de naturalización. A nivel local, esta ceremonia generalmente la realizan 40 o 50 candidatos para ciudadanía, debido a que el espacio en la corte no es lo suficientemente grande para acomodar más.

Así que Notre Dame fue anfitrión del evento por segunda vez en la historia. “Sucedió porque el programa de ciudadanía de La Casa tenía 23 personas listas para el juramento”, dijo Nanci Flores, directora del programa de ciudadanía en La Casa de Amistad de South Bend. El programa les enseña ingles y civismo a alumnos para prepararlos para el examen de ciudadanía. Así que consultó al U.S Citinzenship and Inmigration Services en Chicago sobre la posibilidad de llevar a cabo una ceremonia más grande, se unió al Institute for Latino Studies y lo logró.

Cuando los aspirantes hicieron el juramento, familiares y amigos sacaron fotos. Para aquellos en el aula que ya son ciudadanos, la ceremonia fue un recordatorio de por qué la gente está “orgullosa de ser americana”. Cuando le entregaron su certificado a Sandra Ponce de León, se escucharon gritos de alegría de 10 alumnos de Cornerstone Christian Montessori en Elkhart. Los alumnos de tercero a quinto año de primaria estaban ahí para darle ánimo a su ex maestra de español. “Estaban muy contentos”, dijo su maestra y chaperona, Colene Graber, quien explicó que los alumnos sabían cuan largo había sido este proceso para Ponce de Leon. Fue una gran oportunidad para que ellos vieran la ceremonia. Después de la ceremonia, el juez Christopher A. Nuechterlein les dijo a los que estaban reunidos: “América fue y es diferente. Es una nación diversa, de hecho nuestra fortaleza es nuestra diversidad. Expresamos esto en nuestro lema: e pluribus unum, que significa, “de muchos, uno””


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces