Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Noviembre 20, 2012

Manifestantes pidieron cierre de la Escuela de las Américas

Activistas de derechos humanos, sobrevivientes de la tortura, estudiantes, veteranos de guerra, sindicalistas y familias, entre otros actores sociales, realizaron tres días de manifestaciones en las puertas de la Escuela de las Américas (SOA Watch, por su sigla en inglés). Desde el viernes 16 al domingo 18 de noviembre, los manifestantes fueron a Fort Benning, Georgia (Estados Unidos), sede de la Escuela, para exigir al presidente estadounidense reelecto, Barack Obama, que cierre la Escuela y ponga fin a la militarización de las Américas.

También se hizo un llamado a Colombia, Chile, Perú, República Dominicana, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Paraguay, México, Jamaica, Belice, Brasil, Canadá, Barbados, Granada y San Cristóbal –países que siguen enviando militares, policías o civiles para ser entrenados en la Escuela de las Américas– para que suspendan este vínculo y sigan a Argentina, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Ecuador y Nicaragua, que aseguraron que no van a enviar más soldados para su entrenamiento.

Además se realizó la entrega de una carta a Obama. El documento fue firmado por cientos de organizaciones y personas que creen en la necesidad de cerrar este centro militar que ya entrenó a más de 65,000 soldados de toda América Latina, bajo la lógica del “enemigo interno” y que se apoya en la Doctrina de la Seguridad Nacional, lo que significa, según la carta, ver en movimientos, estudiantes y trabajadores a potenciales enemigos a ser eliminados.

“Lamentablemente, Estados Unidos persiste en sus planes de que las Fuerzas Armadas de América Latina sigan interviniendo en asuntos internos, bajo la supuesta lucha contra el terrorismo y contra la droga. Sin embargo, la experiencia solo ha demostrado que las FFAA cometen graves abusos a los derechos humanos, cuando intervienen en asuntos del mismo país, principalmente porque terminan persiguiendo a los movimientos sociales”, señalan.

Como ejemplo, el documento recuerda el caso de Honduras, país que en 2009 sufrió un golpe de Estado. La carta asegura que los principales cabecillas del golpe fueron entrenados en la Escuela de las Américas. Una situación semejante ocurre en Colombia, donde líderes sociales, campesinos, indígenas y defensores/as de DDHH sufren persecuciones.

La Escuela de las Américas fue fundada en 1946, en Panamá, y transferida en 1984 a Fort Benning. Es llamada por muchos “La Escuela de Asesinos”. En sus 66 años de funcionamiento, ya entrenó a más de 65,000 soldados de países de América Latina en técnicas de combate, tácticas de comando, inteligencia militar y técnicas de tortura. Hoy, llamada Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación de Seguridad (WHISC, por su sigla en inglés), continúa en plena actividad y entrena, por año, a más de mil soldados de diversos países.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces