Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Noviembre 4, 2014

Sacerdote Solalinde se aparta del caso de 43 estudiantes desaparecidos en México

El sacerdote católico y líder humanitario Alejandro Solalinde, quien obtuvo y divulgó hace pocos días testimonios de presuntos verdugos de 43 estudiantes desaparecidos desde hace un mes en el estado de Guerrero, al sur de México, decidió apartarse del caso.

La decisión la anunció a periodistas luego de que algunos padres de familia y estudiantes de la Escuela Normal de maestros rurales de Ayotzinapa le impidieran ofrecer una misa en la sede escolar (300 km al sur), al cumplirse un mes de los ataques perpetrados en Iguala por policías y narcotraficantes aliados al alcalde prófugo de esa ciudad, con un saldo de seis muertos, 20 heridos y 43 desaparecidos.

Los familiares decidieron esperar las pruebas que el Equipo Argentino de Antropología Forense realiza sobre decenas de cuerpos calcinados encontrados en fosas cerca de Iguala, que tardarían 15 días más, y rechazan las confesiones obtenidas por el sacerdote, según las cuales los jóvenes habrían sido asesinados, quemados vivos y enterrados en fosas clandestinas.

El religioso, defensor de los derechos de los migrantes ilegales en un albergue en el estado de Oaxaca (sur), se reunió durante dos horas con los líderes estudiantiles: fue “un diálogo fuerte. Ellos están en un espacio geográfico diferente, estamos en diferentes mundos, faltó coordinación”, lamentó.

La misa por los desaparecidos fue boicoteada por algunos padres de familia: “Si anda diciendo que mi hijo está en una fosa dígame en cuál”; “si viene aquí ese cura lo vamos a quemar vivo”, fueron expresiones contra Solalinde que recogió una periodista del diario El Universal, de circulación nacional.

“Ya no voy a hablar. Tomé un acuerdo con los alumnos, ellos tienen un vocero. Cuando me reuní con los representantes estudiantiles les dije desde hace cuatro días que yo no encabezaría nada, ni sería vocero de ellos, ni usurparía liderazgos”, aclaró el sacerdote, de acuerdo con reporte del diario La Jornada.

“A partir de ahora ya les di el contacto, y tienen que declarar los padres. Ya cumplí con la misión, que es de conciencia, y estoy contento. Comprendan que hay mundos, hay informaciones. Ellos tendrán que procesar lo que les dije”, afirmó Solalinde, quien recibió el Premio nacional de Derechos Humanos en 2012 de manos del presidente Enrique Peña, y entregara recientemente su información a la fiscalía federal, en compañía de la escritora Elena Poniatowska como testigo.

Al mismo tiempo, la laureada escritora de 82 años protestó hace dos domingos ante miles de personas en la plaza principal de México por el secuestro y desaparición de los estudiantes. Los estudiantes de la Escuela Normal rural de maestros de Ayotzinapa, estado de Guerrero, en el sur de México, “fueron cazados, sometidos a torturas hasta la muerte”, afirmó en su discurso Poniatowska.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces