Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Noviembre 18, 2014

Triángulo Norte de Centroamérica impulsa alternativas para detener la inmigración ilegal hacia EE.UU.

El liderazgo político del Triángulo Norte de Centroamérica —los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y de Honduras, Juan Orlando Hernández— emprendieron en Washington una ofensiva diplomática sin precedentes, para impulsar una alternativa socioeconómica que ayude a contener la masiva migración irregular de centroamericanos a Estados Unidos.

El trío presidencial se reunió la semana pasada con el vicepresidente estadounidense Joseph Biden, y mantuvo encuentros con la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, y con congresistas republicanos y demócratas.

El plato fuerte de la visita fue una conferencia en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ante la comunidad internacional, donde Pérez, Sánchez y Hernández, acompañados por Biden, presentaron la “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte”, un plan político, social y económico que evitaría recurrir a vías de fuerza —deportaciones, arrestos, militarización de fronteras o persecución policial— para frenar el flujo migratorio ilícito en unos cinco años y cerrar el millonario negocio de las mafias del crimen organizado dedicadas al contrabando de personas.

La Alianza se basa en cuatro factores: desarrollo productivo, seguridad, inversión en capital humano y fortalecimiento institucional, con acciones de corto y mediano plazo de crecimiento económico sostenible que ataquen las causas de la migración, como pobreza, desempleo, exclusión social, violencia y crimen organizado. El costo del programa está pendiente de ser definido.

La iniciativa trinacional es “una respuesta unificada” a problemas estructurales de crecimiento, empleo y desarrollo socioeconómico que inciden “directamente” en la migración irregular “principalmente hacia EU”, dijo el canciller salvadoreño, Hugo Martínez. “La apuesta fundamental es generar oportunidades de desarrollo económico para que la migración no sea una obligación sino una opción”, añadió.

Aunque por décadas hubo una masiva migración irregular de centroamericanos a EU, el fenómeno se agudizó este año con el intenso flujo de menores de edad guatemaltecos, hondureños y salvadoreños sin compañía, lo que provocó una severa crisis en la frontera mexicano-estadounidense.

Los mandatarios mantuvieron un acercamiento con jerarcas de compañías multinacionales para convencerlos de invertir en sus países.

Hernández remarcó por su parte que espera que EU invierta miles de millones de dólares para ayudar a frenar el flujo de migrantes ilegales centroamericanos y advirtió que luchar solos “tomará más tiempo”. Honduras, Guatemala y El Salvador presentaron en septiembre a funcionarios de EU un plan para mejorar sus economías a través de inversiones en infraestructura que requiere de unos 10 millones de dólares.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces