Inicio

elpuentenewspaper

 

  • Edición impresa de Noviembre 3, 2015

México del Norte • Una buena ...

Nunca me ha quedado claro si el dicho correcto es “no hay bien que por mal no venga” o “no hay mal que por bien no venga”, pero el caso es que en la realidad real las cosas casi siempre vienen de a dos en dos y casi siempre una es buena y la otra mala.

Empecemos con la buena. El Senado de Estados Unidos rechazó el terrible proyecto de ley “Alto a las Políticas de Santuario”, que castigaba a las llamadas “ciudades santuario”, ciudades y condados donde las policías locales no deben ayudar a la Migra. La ley castigaría a estas ciudades quitándoles fondos federales y, además, aumentaba las condenas de cárcel obligatoria a 5 años sin posibilidad de libertad bajo palabra ni reducción de condena para inmigrantes indocumentados que hubieran sido anteriormente deportados.

El proyecto de ley fue apoyado por todos los senadores republicanos pre-candidatos a la presidencia. La Casa Blanca puso su granito de arena, amenazando con vetarla aun antes de la votación, porque le daba a las policías locales facultades reservadas al Gobierno federal y porque “no ayudaba en nada a mejorar el sistema migratorio”. El proyecto fue derrotado por 54 votos contra 45.

Y ahora sigamos con la mala que, además de mala, como las madrastras de los cuentos de hadas, es fea. Al parecer, la posición de la Casa Blanca no se debe a la pura bondad con los inmigrantes sin papeles.

En noviembre del año pasado, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, emitió un nuevo programa para la Migra denominado PEP, Programa de Prioridad en la Ejecución (de las deportaciones,): un sustituto del viejo programa de Comunidades Seguras. Comunidades Seguras obligaba a las policías locales a comunicar a la Migra todas las detenciones al mismo tiempo que se pedían datos del arrestado al FBI. El nuevo programa, en cambio, pide que “los individuos que hayan sido sentenciados por una ofensa de la lista de crímenes que ameritan la deportación, que haya participado en actividades de pandillas criminales o que representen un peligro a la seguridad nacional” sean directamente trasladados a un centro de detención de la Migra. En pocas palabras, en vez de que la Migra se tome la molestia de averiguar si el detenido amerita la deportación o no, y en vez de pedir que las autoridades locales lo mantengan en detención para darle a la Migra chance de ir por él hasta alguna de las cárceles locales, se asegura que todo el mundo se dé una vueltecita por los centros de detención de la Migra, pa’ no errarle.

Donde la puerca tuerce el rabo es en que la famosa lista de delitos que ameritan la deportación va desde homicidios hasta manejar en estado de ebriedad, aunque tenga uno el record criminal más limpio del mundo, e incluye también todo delito que tenga que ver con armas de fuego, aunque nomás sea disparar una fusca al aire en Año Nuevo. No condeno algunas prácticas bastante brutas que tenemos, pero la lista es demasiado larga.

También incluye no haber abandonado el país después de que se ha emitido una orden de deportación, o cualquier crimen de “baja moral”; es decir, “una conducta que se considere contraria a los estándares comunes de justicia, honestidad o buena moral”. No es por presumir, pero hasta a mí me tocaría la deportación.

En fin, obviamente la Administración no da golpe sin zapato. En vez de castigar a las ciudades santuarios, el PEP castiga prácticamente a cualquier inmigrante sin papeles. Bonita forma de la Casa Blanca de “ayudar a mejorar el sistema migratorio”...

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces