Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Noviembre 17, 2015

Encuestas muestran cada vez menos apoyo a la pena de muerte

death

El aval a la pena de muerte se encuentra en un largo y lento descenso en Indiana y a nivel nacional, según las encuestas de opinión y la frecuencia con que se la está aplicando.

“Las encuestas muestran que el apoyo a favor de la sentencia de muerte tocó el piso más bajo de los últimos 40 años”, indica Robert Dunham, director ejecutivo del Death Penalty Information Center, y agrega que el año pasado se dio el menor número de ejecuciones en dos décadas. Dunham opina que la gente se da cuenta de los problemas prácticos de ejecutar a las personas, incluyendo los costos y las ejecuciones que se llevan a cabo erróneamente. También sucedió lo que él llama una “revolución de la inocencia”, una oleada de reos en la lista de muerte que más tarde se comprobó que no eran culpables.

“El ADN ha mostrado que se ha ejecutado a personas que claramente no cometieron el crimen. Las personas inocentes están siendo condenadas. Existen confesiones falsas y confesiones fabricadas. Eso está preocupando a la gente”, explica.

No obstante, los partidarios de la pena de muerte argumentan que la justicia dura es un mitigante para el crimen.

En Indiana, más de una docena de personas están condenadas a la pena capital. La última ejecución se llevó a cabo en 2009, cuando el asesino convicto Mathew Wrinkles murió por inyección letal.

Según Dunham, antes existía el concepto erróneo de que si un convicto capital no era ejecutado, él o ella eventualmente podrían ser liberados bajo libertad condicional. “Las reglas de la Corte cambiaron, así que ya se le informa a los jurados que una sentencia de vida en verdad significa la vida tras las rejas”, agrega y explica: “Cuando a los jurados se les dijo que su opción de sentencia era la cárcel de por vida, sin la posibilidad de libertad condicional, o la muerte, a diferencia de solo muerte, la tasa de opción por la pena de muerte disminuyó dramáticamente”.

Dunham comenta que las cifras del FBI, confirmadas por varios estudios, muestran que la pena de muerte no detiene el crimen de ninguna manera medible. “En realidad no existe ningún efecto demostrativo. De hecho, las tasas de asesinato son más altas en los estados que tienen pena de muerte que en los estados que no la tienen”, concluye.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces