Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Noviembre 17, 2015

México del Norte • Ilegales y marcianos

Desde siempre, o por lo menos desde 1793, en la primera ley de inmigración de lo que entonces era el nuevo país denominado “Estados Unidos de América”, se ha usado la palabra “alien” (extranjero) para describir a sus inmigrantes.

Posiblemente era la palabra más adecuada en aquellos tiempos, aunque bien hubiera podido usarse “foreigner”, “nonnative”, “immigrant”, o “emigrant; es decir, forastero, no-nativo, inmigrante o emigrante.

En 1793 la palabreja no estaba tan mal, pero desde mediados del siglo pasado, con la llegada (o más bien estrellada) de un supuesto platillo volador en el desierto de Arizona, y luego con el auge de la ciencia ficción, “alien” ha tenido otra connotación: la de alienígena o extraterrestre.

Cuando la gente piensa en “alien”, ya no piensa simplemente en un extranjero. Pero la ley no ha cambiado. Y cuando se escucha “alien”, el cerebro traduce al extranjero original por el marciano actual.

Un problema grave con la designación es que los aliens no son humanos, sino precisamente humanoides de tres ojos, cazadores de personas e invariablemente son el enemigo del género humano. Y como la ley de inmigración sigue usando el término, en la mentalidad general resulta que los extranjeros siempre son peligrosos.

Para empeorar el problema, la legislación también usa la palabra “ilegal” para indicar la presencia de alguien sin documentos. Pero ¡ojo! La ley de inmigración nunca usa el fatídico término de “ilegal alien” (“extranjero ilegal”), favorito de los ignorantes anti-inmigrantes. Y no lo usa porque simplemente es un error gramatical tremendo. Las personas no son “ilegales”, sino que cometen actos ilegales.

Términos ilegales

Además, el uso de “ilegal” se reserva para los inmigrantes. Cuando alguien maneja con una licencia vencida, por ejemplo, no se le dice “conductor ilegal”. Pero cuando un extranjero se queda por acá después de que se le venció la visa, los anti-inmigrantes inmediatamente sacan a colación la condición migratoria y se la aplican al individuo. Y por supuesto, lo “marcianizan”: lo convierten automáticamente en peligroso, enemigo, bandido o -como dijera el Donald “El Trompas” Trump- en violador.

Por todo lo anterior, es bienvenida la iniciativa del congresista Joaquín Castro, demócrata de Texas, de presentar un proyecto de ley que lleva el nombre de “Corrección de los Términos Dañinos y Alienígenas en las Leyes de Gobierno”.

La propuesta de Castro elimina el término “alien” de la Ley Nacional de Inmigración y lo reemplaza por “extranjero indocumentado” (undocumented alien), y de paso le prohíbe al Poder Ejecutivo usar el término “ilegal alien”.

«Sin importar el estatus de un inmigrante, éste es en primer lugar un ser humano. Quitar la palabra ‘alien’ de nuestras leyes federales muestra respeto a nuestra herencia, que proviene de millones de inmigrantes en Estados Unidos”, argumenta Castro.

Quitar la palabra es lo mismo que se hizo al eliminar otros conceptos que estaban en las leyes gringas, créalo o no nuestro amable lector, como ‘lunático’ y ‘retrasado mental’, agrega. Hoy las leyes se portan más serias y hablan de trastornos o enfermedades mentales, y de personas con discapacidades.

Buena suerte al congresista Castro, que le devolvería el carácter de humanos a los inmigrantes. Aunque, la verdad, es que con un Congreso lleno de seres que tal vez sean humanos pero son definitivamente “aliens”, ajenos a la realidad, a lo mejor la propuesta no avanza mucho.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces