NACIONALES

Experto estadounidense sospechoso de desatar el problema de ántrax.

De acuerdo con una revista del grupo ecologista Greenpeace de Alemania, los ataques con esporas de carbunco (anthrax) en Estados Unidos habrían sido realizados por un miembro del programa estadounidense de Armas Biológicas.

La revista dijo que su artículo está basado en información que obtuvo de un integrante de la delegación estadounidense que asiste en Ginebra, Suiza, a la conferencia de la ONU sobre armas biológicas que comenzó el pasado noviembre.

Cuando se le pidió a un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que comentara el artículo de la revista, éste dijo que las autoridades de Estados Unidos están siguiendo varias pistas, pero que nadie ha sido arrestado todavía.

“La delegación de Estados Unidos piensa que se trata de alguien de adentro. Los miembros de la delegación tienen más información de la que se ha difundido públicamente”. La revista dijo que “al parecer, el atacante trató de forzar las cosas y obligar al gobierno de Estados Unidos a incrementar el presupuesto para la investigación de armas biológicas”.

Los ataques con esporas de carbunco (anthrax, en inglés) han causado la muerte a cinco personas en Estados Unidos.

 

Seis mil activistas protestan frente a la escuela de las Américas

Un grupo de 6.000 manifestantes se concentró frente a la sede de la anterior escuela de las Américas, cuyo nuevo nombre es “Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación y la Seguridad”. En esta base fueron entrenados mandos y oficiales militares latinoamericanos, varios de los cuales fueron acusados de cometer atrocidades en sus propios países de origen.

Pese a las medidas de seguridad, 40 manifestantes fueron detenidos por entrar ilegalmente en la base de Fort Benning. Tres fueron detenidos por obstaculizar sentados el acceso a la entrada principal.

El vocero de Fort Benning, Rich McDowell, dijo que todos ellos fueron liberados tras recibir advertencias escritas y tener prohibido el acceso a la base durante cinco años. Varios de ellos Podrían ser enjuiciados en un tribunal federal, indicó McDowell.

Esta es la primera vez que la policía municipal detiene a los manifestantes en 11 años de continua protesta. Este año, la manifestación hizo énfasis en el asesinato de seis sacerdotes jesuitas en El Salvador, el 16 de noviembre de 1989 .Algunos graduados de la escuela fueron acusados de estar ligados a esos asesinatos.

El ejército clausuró la escuela en diciembre pasado y el Departamento de Defensa la reemplazó con el nuevo instituto.

 

Acuerdo final sobre ley de seguridad aérea

Las cámaras legislativas acordaron federalizar a los 28 mil empleados de seguridad de los aeropuertos aunque impone que deben ciudadanos estadounidenses.

Según el acuerdo, la federalización se inicia de inmediato y se calcula que la transición para el total control del gobierno en los aeropuertos se complete a lo largo de un año. Al cabo del primer año, la federalización es obligatoria por otros dos años.

En ese mismo lapso de tiempo se implementará un programa piloto en cinco aeropuertos del país, donde los empleados de seguridad serán provistos por agencias privadas u otras alternativas.

Asimismo, para sufragar los costos de seguridad, se impone una cuota de 2.50 dólares a los pasajeros por cada vuelo, con un máximo de cinco dólares por viaje.

 

Se aprueba acceso de camiones mexicanos a Estados Unidos

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un acuerdo que finalmente permitirá el acceso de camiones mexicanos al territorio estadounidense bajo estrictos requisitos de seguridad.

La cámara baja, presionada por los sindicatos transportistas de Estados Unidos, había querido prohibir el acceso de camiones mexicanos por razones de seguridad, pero el presidente George W. Bush amenazó con vetar esto, defendiendo el acceso mexicano como lo dispone el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Según lo acordado, se revisarían camiones a criterio de los inspectores fronterizos y se realizaría una verificación electrónica de cada chofer mexicano que cruce la frontera con carga de alto riesgo y de al menos la mitad de todos los otros camioneros cada vez que crucen.

El presidente Bush, para quien las estrechas relaciones con México han sido una prioridad de política exterior, elogió el acuerdo como “una importante victoria para la seguridad y el libre comercio”. “Debemos promover los niveles más elevados de seguridad en las carreteras de Estados Unidos, pero cumpliendo con nuestros compromisos con nuestros