Trate de Evitar la Influenza

Una inyección o vacuna contra la influenza puede disminuir en gran parte la posibilidad de contraer la enfermedad. El momento más apropiado de obtenerla es entre la mitad de octubre y la mitad de noviembre, cuando la mayoría de las personas se preparan para el invierno.

La inyección contra la influenza no causa la enfermedad, pero en algunos casos, después de aplicada, la persona puede sentirse adolorida o débil y hasta afiebrada por un par de días.

 

¿Quiénes deben ser vacunados contra la influenza?

Casi todas las personas que quieran disminuir las posibilidades de contraer la influenza, deben recibir la vacuna.

Las vacunas contra la influenza son más importantes para:

* personas mayores de 65 años de edad
* pacientes en clínicas y casas de reposo
* personas mayores de seis meses con problemas de salud como asma, enfermedades de larga duración como HVI o enfermedades del corazón
* niños y adolescentes que frecuentemente deben tomar aspirina
* personas que siempre están alrededor de ancianos o aquéllos con problemas de salud

 

¿Quiénes quizás no deberían recibir la vacuna contra la influenza?

Algunas personas deben hablar primero con su médico antes de hacerse vacunar.

Hable con su médico antes de recibir la vacuna si usted:

* tiene ciertas alergias, especialmente a los huevos
* sufre de una enfermedad como la pulmonía
* tiene fiebre alta
* está embarazada

Algunas medicinas recetadas pueden prevenir la influenza

Si usted es una de las personas que no deberían recibir la vacuna contra la influenza, pídale a su médico una receta para una medicina que ayude a prevenir la enfermedad. Si enferma, tomando esta medicina dentro de las primeras 48 horas, puede lograr que la influenza sea menos seria.

Sin Embargo, no Tome Antibióticos Contra un Resfriado o la Influenza. Los antibióticos no son efectivos contra los gérmenes de los resfriados y la influenza.

Además, los antibióticos deben ser tomados únicamente cuando son realmente necesarios.

 

Ayude a sentirse mejor cuando está enfermo.

Un resfriado usualmente dura solamente un par de días o hasta una semana. El cansancio generado por la influenza puede continuar durante varias semanas.

Para sentirse mejor mientras está enfermo:

* Beba bastantes líquidos.
* Descanse lo más que le sea posible.
* Use un humedecedor (un aparato eléctrico que pone humedad en el aire).
* Tome una medicina para la tos y el resfriado, obtenible sin receta médica. Esto puede ayudarle.

 

Escoja las medicinas adecuadas para combatir sus síntomas

Asegúrese de que la etiqueta describe exactamente lo que usted necesita para sus síntomas.

Para el síntoma mencionado, busque medicamentos de los mencionados entre paréntesis::

* Descongestionar la nariz tupida (descongestivo nasal).
* Aquietar la tos (un supresor de la tos).
* Aflojar la mucosidad para ser expulsada (un jarabe expectorante).
* Descargue nasal (una medicina antihistamínica)
* Calmar la fiebre, dolores de cabeza, y otros dolores menores dolores (una medicina para aliviar o analgésico).

 

Proteja a sus niños de Los "salicilatos" en los remedios contra los resfriados

Recuerde evitar darle a niños o adolescentes aspirina y otros "salicilatos" cuando parecen tener los síntomas de un resfriado o influenza. Si usted no está seguro si un producto tiene salicilatos, consulte con su médico o farmacéutico.

La gente joven puede enfermar gravemente y hasta morir de una rara pero peligrosa condición llamada el síndrome de Reye, si ellos tomas dichas medicinas cuando tienen los síntomas anotados.

 

¿Tiene más preguntas acerca de los resfriados y la influenza?

Hable con su médico o profesional de la salud.