MEGA CENTRO Visión y gestación de una propuesta social

Por: Jimmer Prieto

Hace algunos días tuve la oportunidad de visitar el área física de Mega Centro, previamente llamado Mega Plaza y que ha sido el lugar de encuentro para jugar fútbol, por parte de numerosos jóvenes y adultos de la comunidad. Conversé largo rato con Pedro Trujillo, el nuevo administrador general del complejo y pude volar en su imaginación, a medida que me describía sus planes para lo que será un verdadero centro deportivo, comercial, cultural y de entretenimiento en el Norte de Indiana.

Fuimos hasta una área inmensa donde varios trabajadores de los nuestros se empeñaban afanosamente en convertirla en una cancha de fútbol de salón, contigua a la ya existente, y que multiplicará por dos las posibilidades de organizar torneos masculinos y femeninos para todas las edades.

Nos desplazamos rápidamente a la sección del restaurante, no sin ser interrumpidos varias veces por llamadas telefónicas, las cuales Pedro responde a través de su celular, impartiendo órdenes o delegando funciones. “Allá va a quedar el área social” me indica con su mano señalando un espacio capaz de albergar unas dos mil personas. “Esperamos tener música en vivo, tenemos planes de empezar con Los Tigres del Norte”. “Pero no solo será un salón de baile”, continúa. “Queremos arreglarlo a la altura de un Centro de Convenciones y un lugar que elijan las familias para celebrar todo tipo de eventos sociales”.

Sin detenernos en ninguno de los atractivos puntos de venta, los cuales ofrecen una extensa variedad de ropa mexicana y centroamericana, arribamos al sector comercial. Es un amplio espacio en el que la gente encuentra mercancía única en su género, que solo hallaría en su país de origen, y que abarcará próximamente el renglón de servicios.

Mega Centro es un proyecto diversificado que incluye la instalación de baños impecables, áreas de descanso y de entretenimiento para los niños; pero sobre todo un lugar de encuentro comunitario, donde representantes de 23 países latinoamericanos se dan cita para jugar, negociar, comer o simplemente platicar; y donde se expresan y refuerzan los valores de la riquísima cultura latina.