El envenenamiento con monóxido de carbono puede ser fatal

El monóxido de carbono (CO) es un gas que no se puede ver ni oler, pero puede causar la muerte cuando se lo respira en niveles elevados. Se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, gasolina, querosene, carbón, petróleo o madera. Chimeneas, calderas, calentadores, estufas, hornillas de cocina, calefones y aparatos domésticos que queman combustible pueden producir CO si no están funcionando bien. Los carros detenidos con el motor encendido también despiden CO.

Cada año, un gran número de personas pierde la vida accidentalmente debido al envenenamiento con CO. La clave para evitar el envenenamiento es la prevención, por eso debe conocer los síntomas del envenenamiento con monóxido de carbono. Debido a que muchos de estos son similares a los de la gripa, a los del envenenamiento con alimentos descompuestos y otras enfermedades, es importante aprender a reconocerlos: dolores de cabeza, mareos, confusión mental, náuseas, desmayos, falta de aliento.

Si cree que usted o alguien de su familia tiene síntomas de envenenamiento con CO, vaya inmediatamente a un lugar donde pueda respirar aire fresco. Abra las puertas y ventanas, apague los aparatos que utilizan combustibles y salga de su casa.

Vaya a una sala de Emergencia y dígale al médico que usted sospecha del envenenamiento con CO, este puede diagnosticarse con una prueba de sangre hecha inmediatamente después de haber estado expuesto a este gas.

Los detectores de CO pueden adquirirse en las tiendas, pero hay que tener en cuenta que un detector es sólo una precaución. Lo más importante es la prevención a través del mantenimiento y uso apropiado de los aparatos domésticos que utilizan combustibles, la tecnología de los detectores de CO todavía está perfeccionándose.

Las siguientes recomendaciones lo ayudarán a prevenir el envenenamiento con CO: al comenzar de cada invierno, haga inspeccionar por un técnico especializado todos los aparatos domésticos que utilizan combustible; todos los conductos deben estar bien conectados y en buenas condiciones, no deben estar bloqueados. Además:

Nunca encienda el motor de su carro dentro del garaje, aunque tenga la puerta abierta. El humo puede concentrarse rápidamente en el garaje o en la casa.

Nunca use su horno de gas para calentar su casa, ni aun por poco tiempo.

Nunca use carbón dentro de su casa, ni incluso en la chimenea.

Nunca se vaya a dormir dejando un calentador a gas o a querosene encendido si el aparato no tiene ventilación hacia afuera.

Nunca use aparatos con motores a gasolina (cortadoras de hierba o de maleza, sierras eléctricas, motores o generadores pequeños) dentro de un cuarto cerrado.

Nunca ignore los síntomas de envenenamiento con CO, especialmente si más de una persona siente exactamente los mismos. Ignorar estos síntomas puede llevar a la pérdida del conocimiento y hasta a la muerte.

Llame al 1-800-SALUD-1-2 (Estados Unidos) para obtener mayor información sobre cómo reducir los riesgos de exposición al CO y otros gases combustibles.