Una muerte demasiado confusa para un joven afroamericano en Nueva York

Líderes civiles y religiosos de la comunidad afroamericana se reunieron con las autoridades de Nueva York, Estados Unidos, para conocer detalles de la muerte de un joven negro, en una operación en la que agentes policiales efectuaron 50 disparos.

“No sabemos aún exactamente qué pasó”, dijo el alcalde Michael Bloomberg durante una conferencia de prensa, en la que fue acompañado por funcionarios electos afroamericanos y el jefe del Departamento de Policía, Raymond Kelly.

Sean Bell, un afroamericano de 23 años, que iba a casarse ese mismo día con la madre de sus dos hijos, resultó muerto a la salida de un club de strip-tease, en el barrio de Queens. Otras dos personas, identificadas como Joseph Guzmán y Trent Benefield, fueron heridas de gravedad al ser acribillado a balazos el auto en el que acompañaban a Bell.

El alcalde dijo que es “esencial para el ayuntamiento hacer una completa y justa investigación, aceptar las consecuencias y prevenir futuros incidentes como el ocurrido”.

El suceso suscitó algunos reclamos para que dimita el Jefe de la Policía neoyorquina y trajo de nuevo a la memoria la muerte de Amadou Diallo, quien fue acribillado en 1999 por policías.

En este caso, de los cinco agentes que intervinieron en el tiroteo, dos son afroamericanos, uno tiene raíces latinas y otros dos son de raza blanca.

Las primeras explicaciones policiales indicaron que los oficiales abrieron fuego después de que el vehículo en el que viajaban los jóvenes embistiera contra un detective y un automóvil policial camuflado, ocupado por otros policías. La investigación está a cargo del fiscal de Queens, Richard Brown.

“No debemos apresurarnos en nuestro juicio”, recalcó Bloomberg y añadió que los cinco agentes involucrados fueron destinados a labores administrativas y entregaron sus armas mientras se realiza la investigación.

 

Rangel quiere restituir el servicio militar obligatorio

Las necesidades militares estadounidenses en Irak y Afganistán, donde están unos 140 mil soldados de las Fuerzas, han reabierto el debate sobre el reclutamiento obligatorio de ciudadanos en Estados Unidos.

Las declaraciones realizadas por el legislador demócrata de Nueva York, Charles Rangel, revivieron la polémica, al anunciar que presentará una propuesta de ley al Congreso a principios del año que viene para solicitar que se restablezca el servicio militar obligatorio, ya que, según dijo, el tamaño de la tropa es insuficiente para hacer frente a potenciales amenazas en Irán, Corea del Norte o Irak.

“No tengo la menor duda de que este Presidente y este Gobierno nunca habrían invadido Irak (...) si hubiésemos tenido un servicio militar obligatorio y los miembros del Congreso y la Administración hubiesen pensado que los hijos de sus comunidades se verían en peligro”, aseguró el funcionario.

Rangel, un veterano de la Guerra de Corea, que abanderó sin suerte una propuesta legislativa a favor del servicio militar obligatorio para las personas de entre 18 y 42 años a comienzos de este año, señaló que propondrá la medida.

Sin embargo, la futura presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, zanjó el asunto al decir que la propuesta de Rangel no se encuentra en la agenda de su partido para la nueva legislatura. Dijo que no aprobará el servicio militar obligatorio, que fue suspendido en 1973 casi al finalizar la Guerra de Vietnam y sustituido por profesionales pagos. Sus afirmaciones fueron inmediatamente respaldadas por el próximo líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja, Steny Hoyer.

Carl Levin, que presidirá el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado en el nuevo período de sesiones, indicó que se trata de una medida innecesaria.

Desde las filas republicanas, la senadora de Carolina del Sur, Lindsey Graham, que también es miembro de las Fuerzas Armadas, reconoció que el Ejército de Estados Unidos no cuenta con el personal suficiente. Sin embargo, subrayó que se puede completar con un servicio voluntario “y si no podemos entonces ya estudiaremos otras opciones”.

Por su parte, el presidente saliente del Comité de las Fuerzas Armadas, Duncan Hunter, indicó que la medida no tiene sentido.

Ronald Rumsfeld dijo en 2005 en el Congreso que “no hay ninguna posibilidad de que se restablezca el servicio militar obligatorio” en Estados Unidos.

 

Alertan sobre accidentes de tránsito por consumo de alcohol durante las Fiestas

Las fiestas de fin de año suelen ser momentos de diversión donde se reúnen las familias, los amigos y compañeros del trabajo con el propósito de pasarla bien. Pero también es la época del año durante la cual ocurren más accidentes de tránsito relacionados con el consumo de alcohol.

Durante el período de la Navidad es cuando más personas cometen el error de manejar en estado de ebriedad. La mayoría de la gente no comprende la seriedad y las consecuencias a las que se exponen con sólo consumir una bebida que contenga alcohol.

Manejar en estado de ebriedad mata. El alcohol puede alterar la capacidad de conducir y, al no responder los cinco sentidos, se pone en riesgo la propia vida y la de los demás.

De acuerdo con cifras oficiales, en el año 2005 la cantidad de muertes en las carreteras estadounidenses relacionadas con el alcohol sumaron 1,210 en el mes de diciembre.

Esto puede ser prevenido tomando medidas de seguridad que podrían significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Aquellas personas que piensan tomar bebidas alcohólicas en estos días de festejos o en cualquier ocasión deben tener en cuenta que hay maneras de reducir el riesgo. El programa del Departamento de Salud del Condado de Ottawa (Estados Unidos) advierte:

Es ilegal consumir bebidas alcohólicas si eres menor de 21 años.

Es recomendable designar a una persona sobria que pueda brindarte una manera segura de llegar a tu destino en caso de que estés ebrio.

Planea entregarle a la persona encargada de la fiesta tus llaves de automóvil, en caso de que estés muy ebrio (a) como para manejar.

Si no tienes a una persona designada para llevarte a tu hogar, el siguiente paso sería llamar a un familiar o persona conocida para ir a recogerte.

Si no, habla con la persona encargada de la fiesta para ver la posibilidad de quedarte allí por la noche. Es casi seguro que cualquiera preferiría no poner en riesgo la vida de otros, que serían considerados víctimas en caso de que algo sucediera por causa de manejar en estado de ebriedad.

Manejar borracho es algo muy serio. Si planea tomar en estos días de festejos, recuerde hacer un plan antes de empezar, para así disminuir el riesgo de poner en peligro su vida y la vida de los demás.

 

Gates tiene un pasado que ocultar

El candidato de Bush a Defensa quiso bombardear Nicaragua en 1984.

Robert Gates, postulado por el presidente George W. Bush al cargo de secretario de Defensa, fue partidario de lanzar ataques contra el Gobierno de Nicaragua en 1984, cuando era el segundo funcionario en jerarquía en la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Su objetivo era revertir lo que calificaba como una estrategia ineficaz de Estados Unidos para frenar el avance del comunismo en América Central, de acuerdo con documentos que hasta ahora permanecían en secreto.

Gates consideraba que Estados Unidos no podía seguir justificando lo que describía como intentos “poco entusiastas” para contener al gobierno sandinista de Nicaragua, según los informes que fueron difundidos por los Archivos de Seguridad Nacional, un grupo de investigación privado.

En un documento interno al director de la CIA, William Casey, con fecha del 14 de diciembre de 1984, Gates manifestó que los ataques aéreos que proponía estaban orientados a “destruir una parte considerable del arsenal militar de Nicaragua”, y se enfocarán en tanques y helicópteros. Había recomendado también que EU impidiera el envío de esas armas a los sandinistas en el futuro.

Irónicamente, el nombramiento de Gates para suceder al secretario de Defensa Donald H. Rumsfeld fue anunciado pocos días después de que el líder sandinista Daniel Ortega ganase la presidencia de Nicaragua.

 

Estados Unidos MEXITEL, número para trámites consulares

El Consulado de México informa a la comunidad mexicana de Indiana, Ohio, Kentucky y Sur de Illinois, que la línea gratuita 1-877-MEXITEL (6394-835) ya está a su disposición. A través de este número se podrá obtener información sobre trámites consulares.

El servicio cuenta con operadores de idioma español que le informarán sobre los requisitos para tramitar pasaportes y matrículas consulares, así como para la importación temporal de vehículos a México. Telefónicamente además podrá hacer una cita para que el trámite de su pasaporte o matrícula consular sea más ágil y efectivo cuando visite el consulado.

El uso de este servicio disminuye la probabilidad de rechazo y le proporciona la información adecuada para el trámite requerido. Las citas le permitirán visitar el Consulado de México sin afectar sus actividades laborales o sus estudios.

Recuerde que la llamada es gratuita. No necesita tarjeta de crédito ni autorizar cargos a su recibo telefónico o pagar por anticipado para obtener una cita.

¡Paisano, planee su visita al consulado!, donde nos estamos esforzando para mejorar nuestros servicios a la comunidad mexicana.

Si desea más información sobre el Consulado de México en Indianápolis, visite la página en internet

www.sre.gob.mx/indianapolis

Dulce Vega • Coordinador

Instituto de los Mexicanos en el Exterior • Consulado de México

39 W. Jackson Place, Ste. 103

Indianapolis, IN. 46225

dvega@sre.gob.mx

 

El dinero llega desde México (y no hay muro que lo impida)

Los mexicanos inyectan más de 2,000 millones de dólares al año en la economía de Estados Unidos al hacer sus compras en ciudades fronterizas, como San Diego, según aseguran estudios efectuados por la Cámara de Comercio de esa cuidad y la Organización San Diego Dialogue.

Los expertos descubrieron que la contribución económica de los mexicanos al comercio fue de 407 millones de dólares en 1979 y de 2,800 millones en 1993 en esa ciudad, fronteriza con Tijuana, México.

“Los mexicanos son un importante e indispensable sostén de la economía de las ciudades fronterizas norteamericanas”, dijo el profesor de Economía de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), Thomas Fullerton. Ellos abarrotaron los cruces internacionales para esperar la apertura de centros comerciales en Estados Unidos y aprovechar las ventas de inicio de la temporada navideña. En esos cruces había vehículos con placas no solo de ciudades fronterizas sino incluso del interior de México que viajaron expresamente para comprar en las tiendas de El Paso, McAllen y San Diego.

“La estabilidad del peso ha traído consigo que la cantidad de dinero que los mexicanos dejan en Estados Unidos siga aumentando”, aseguró Fullerton.

Un estudio del Colegio de la Frontera Norte y de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) indica que de 2000 a 2005, los compradores mexicanos que cruzaron de Ciudad Juárez a El Paso gastaron aproximadamente 13,500 millones de dólares.

En el trabajo titulado “La cara de Texas. Trabajos, gente, negocios y cambio”, el Banco de la Reserva también concluye que “la cuantiosa y creciente población de las ciudades fronterizas mexicanas representa una base importante de consumo para las tiendas al detalle en las ciudades fronterizas norteamericanas”.

En el mismo sentido, un analista en El Paso de la organización bancaria, Jesús Cañas, explicó que la prosperidad del sector norteamericano en la frontera está directamente relacionada con la estabilidad del peso mexicano y el crecimiento de la industria maquiladora. El informe establece que una parte importante de los salarios de los trabajadores de las maquiladoras se gasta en el sector norteamericano, sobre todo en ropa y comida, y afirma que la mayoría de las compras y servicios que adquieren los mexicanos en el sector estadounidense se pagan en efectivo.

Las ciudades mexicanas también se benefician de la dinámica fronteriza, ya que los estadounidenses tienden a cruzar hacia México a restaurantes y también para adquirir artesanía, medicinas, licor, servicios dentales así como otros productos y servicios.

 

Menos turistas eligen Estados Unidos: motivos válidos

Los antipáticos funcionarios de Inmigración y los retrasos en los visados disuadieron a millones de personas de viajar a Estados Unidos, empeoraron la imagen del país y provocan pérdidas millonarias, según un estudio divulgado por Discover America Partnership.

El informe señala que los viajeros internacionales consideran a Estados Unidos como el peor país a la hora de conseguir un visado.

El sondeo contó con la colaboración de 2,011 viajeros internacionales de 16 países y fue elaborado por RT Strategies, una firma de encuestas de Virginia, por encargo de Discover America Partnership, un grupo que se lanzó en septiembre y que cuenta con el apoyo de compañías como los hoteles InterContinental, la cervecera Anheuser Busch y los parques de atracciones Walt Disney.

La calificación como “el peor” país en lo que a visados y trámites migratorios se refiere, fue realizada por el doble de viajeros que el próximo destino considerado hostil: la región de Oriente Medio y Asia.

Más de la mitad de los viajeros consultados dijo que los funcionarios de Inmigración son maleducados y dos terceras partes señalaron que temen ser detenidos a su llegada por un simple error en los papeles o por decir algo erróneo a los funcionarios de Inmigración.

El sondeo se realizó entre el 25 de octubre y el 9 de noviembre en medio de una preocupación creciente por parte de la comunidad empresarial ante la caída constante en el número de visitantes extranjeros a Estados Unidos.

El centro que realizó el estudio sostiene que entre 2000 y 2006, la cifra de visitantes extranjeros, excluidos los de México y Canadá, ha caído un 17%, mientras que la cifra de viajeros de negocios descendió un 10% en ese período.

Las estadísticas de la Asociación de la Industria de Viajes muestran que el porcentaje de la nación dentro del turismo mundial ha caído desde el 7.4% en 2000 al 6% el pasado año.

La firma encuestadora lamenta que tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Washington y Nueva York, el destino vea a los visitantes más como una amenaza que como una oportunidad.

 

Ayuda con la calefacción

Las agencias locales de apoyo de Indiana (Estados Unidos) ya empezaron a recibir aplicaciones y ofrecer ayuda para un problema que cada invierno parece agravarse.

En REAL Services, que cubre los condados de Elkhart, St. Joseph, Fulton, Kosciusko y Marshall, el número de personas apoyadas por medio del programa “Energy Assistance”, fundado por el estado, se ha incrementado casi el doble desde el invierno de 1999-2000 con 6,500 personas a 11,000 en el invierno de 2005-2006.

“Hemos visto un aumento sostenido en los últimos años”, dijo Ingrid Simmons, coordinadora en la asistencia de energía de REAL Services.

Este año, los despidos en las fábricas locales comenzaron antes de lo previsto y han provocado que más familias busquen la asistencia, creando una situación que Vonda Horst, coordinadora de los servicios comunitarios de las iglesias de Elkhart, denomina como “tenebrosa”. “También cruzan nuestras puertas jefes de familia quienes no han sido despedidos de sus trabajos, pero debido a la baja típica de la temporada, su semana laboral ha sido recortada a tres o cuatro días”, aseguró Linda Wilson, trabajadora social del Salvation Army de Goshen.

Generalmente, para calificar para la asistencia, el hogar no debe tener un ingreso anual de más del 150% de los lineamientos federales para pobreza. Para una familia de cuatro personas, eso quiere decir un ingreso anual de no más de 30,000 dólares.

El Salvation Army de Goshen tiene fondos para ayudar a pagar la cuenta de calefacción. Además, la agencia le administra los fondos a “Winter Warmth”, un programa patrocinado por el Northern Indiana Public Service Co.

Los servicios comunitarios este año se han enfocado en apoyar esta temporada con los depósitos para cuentas de utilidades, no así con los cargos por desconexión de servicios en los hogares o el pago de impuestos vencidos.

 

Hummer planea despedir a 160 trabajadores

Un descenso en la producción de la planta en Indiana (EU) de la constructora Hummer H2 está apurando a la corporación AM General a eliminar 160 puestos de trabajo para finales de este año.

Los recortes laborales serían necesarios porque la compañía General Motors (GM) ordenó que se produjeran menos vehículos del tipo H2 para el próximo año, según Craig MacNab, representante de AM General.

Los despidos dejarán a la planta con unos 300 a 400 trabajadores, menos de la mitad de la fuerza de trabajo que la planta tenía hace algunos años.

Mientras que AM General está reduciendo la producción del vehículo H2, ha tenido trabajo dándose abasto con las requisiciones para el vehículo militar Humvee, el cual es construido en una fábrica aledaña en una ciudad al este de South Bend. MacNab dijo algunos que los trabajadores de la planta Hummer podrían ser empleados para construir estos vehículos: “Vamos a tratar de absorberlos en el negocio militar, pero no puedo decir cuando ni cuantos”.

Las ventas del H2 SUV por la GM han caído debido a las alzas en la gasolina, agregadas a la introducción el año pasado del modelo Hummer H3, más económico, fabricado en Shreveport. Las ventas han caído de 35,000 en 2003 a tan sólo 17,500 este año, según analistas automotrices.

 

Estados Unidos Deslocalización empresarial

“Nike, nosotros te hicimos. Y también podemos aniquilarte”. Un joven de 13 años del Bronx de Nueva York protestaba ante la cámara de una cadena de televisión estadounidense junto a otros 200 adolescentes, cuando se enteraron de que Nike sólo gastaba 5 dólares en fabricar unas zapatillas por las que ellos pagaban más de 100.

Esto es efecto de la deslocalización empresarial, que consiste en el traslado de la producción de una empresa a otro país. Constituye una consecuencia natural de la libertad de movimiento de mercancías y capital que implica la globalización y tiene por objetivo la reducción de costos y el aumento de rentabilidad.

Las multinacionales invierten sumas millonarias en potenciar la imagen de sus marcas, mientras ahorran en la fase de producción. Para ello, buscan economías emergentes en las que encuentran salarios mínimos bajos, condiciones de trabajo flexibles, legislaciones poco rigurosas con el medio ambiente, estabilidad política y cierto nivel de infraestructuras y cualificación profesional.

Muchos países de Europa del Este, Latinoamérica y Asia reúnen estas condiciones, lo que los convierte en destinos muy apetecibles para estas grandes empresas. En la mayoría de las ocasiones las multinacionales encargan la producción a contratistas de países empobrecidos para gastar menos y desentenderse de las condiciones laborales de los trabajadores.

Pero la responsabilidad no solo es de las empresas. Los gobiernos de los países empobrecidos tienen la obligación de garantizar el cumplimiento de sus leyes laborales y medioambientales. Sin embargo, es frecuente que sean inoperantes a la hora de hacer cumplir la legislación, por temor a que las multinacionales trasladen la producción a otros países. Estos paraísos para las empresas son infiernos para sus trabajadores, en su mayoría mujeres, que no están sometidos a la legislación laboral.

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), alrededor de 250 millones de niños menores de 14 años son forzados a trabajar en los países en vías de desarrollo: 153 millones en Asia, 80 millones en África y 17 millones en Latinoamérica. De esta cifra, unos 12 millones producen para el mercado mundial.

Las consecuencias más negativas de la localización son, entonces, la creación de empleo de baja calidad, que genera pobreza y explotación; violaciones de los derechos humanos; contaminación y destrucción del medio ambiente.

Pese a esto, la deslocalización no tendría por qué acarrear consecuencias negativas. Es importante tener en cuenta que multinacionales que ahora trasladan su producción de España o México a países con condiciones económicas más favorables fueron deslocalizadas con anterioridad desde Alemania o Estados Unidos.

Pero el fenómeno se corrompe cuando las multinacionales se desentienden de las condiciones laborales de las personas que confeccionan sus productos, mientras invierten millones de dólares en publicidad; cuando los gobiernos de países en vías de desarrollo conceden exenciones fiscales a estos que condicionan su crecimiento y explotan a su población. La solución no es que las empresas retiren sus inversiones de los países empobrecidos, sino que garanticen un nivel de vida digno a aquellas personas que son la fuente de su riqueza.

Juan Luis Gaona / CCS

 

WASHINGTON • La población en las cárceles

Siete millones de personas, o sea uno de cada 32 estadounidenses, a finales del año pasado se encontraban tras las rejas, en período de prueba o en libertad bajo palabra. De acuerdo con el Departamento de Justicia de Washington (Estados Unidos), de estos, 2.2 millones estaban en la cárcel, pero este año hubo un aumento del 2.7% con respecto a 2005.

Los hombres todavía sobrepasan por mucho a las mujeres en las prisiones, pero la población femenina está creciendo más rápido. Durante 2005, la población femenina en cárceles estatales o federales aumentó un 2.6%, y la masculina un 1.9%. Al final del año, el 7% de los presos eran mujeres, esto sin incluir los habitantes de cárceles locales.

“Las cifras de hoy no logran capturar el impacto sobre los miles de niños dejados por madres encarceladas,” dijo Marc Mauer, director ejecutivo del proyecto “Sentencing”, un grupo originado en Washington que apoya la reforma sobre justicia criminal. “Las políticas mal formuladas han creado condenas más largas para ofensas no violentas relacionadas con drogas, las cuales son responsables de modo desproporcionado por el aumento de mujeres en cárceles y prisiones.”

De 1995 a 2003, los habitantes en prisiones federales debido a delitos por drogas han sumado el 49% del crecimiento total.

El reporte anual de las oficinas de estadística de Departamento de Justicia sostiene que, en las prisiones estatales, federales y locales, aún persisten las disparidades raciales entre los prisioneros. En el grupo de 25 a 29 años son encarcelados el 8.1% de hombres negros, uno de cada 13; comparado con el 2.6% de hombres hispanos y el 1.1% de los blancos. Se reportan unas cifras similares con respecto a las mujeres, las negras tienen el doble de probabilidades de estar en prisión que las hispanas y más de tres veces en comparación con las blancas.

Algunos estados tuvieron cambios más significativos en su población de cárceles. El número en Dakota del Sur aumentó un 11%, la mayor cantidad que cualquier otro estado. Montana y Kentucky siguen en la fila con aumentos del 10.4% y 7.9%, respectivamente. El descenso mayor lo obtuvo el estado de Georgia, con una baja del 4.6%, seguido por Maryland con un 2.4% y Louisiana con un 2.3%.

 

Agentes de control de inmigración: una visita inesperada

La “Operación Fugitivo”, que ha cumplido tres años desde su instauración en todo Estados Unidos, ha convertido a Los Ángeles en la capital de las redadas. Cada día, por lo menos 75 familias, en su mayoría latinas, reciben la visita de los agentes de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Información del Departamento de Seguridad Interna (DHS) revela que desde 2003 hasta la fecha, 52 mil individuos han sido detenidos en toda la nación a través de la Operación Fugitivo, de los cuales una tercera parte son oriundos de aquella ciudad.

De esas personas, 22,669 han sido acusadas y convictas de crímenes que incluyen homicidios, abuso sexual, robo, asaltos violentos y tráfico de drogas, entre otros delitos.

Tal fue el caso de Mario López, quien por no asistir a la cita con el juez de Inmigración hace dos años, tuvo en su casa la visita de agentes migratorios que se lo llevaron arrestado para preparar su deportación. Según información que tenían los agentes, López era fugitivo, fue pandillero y fue acusado por robo en su adolescencia. Ahora tiene 26 años, estaba trabajando e intentaba portarse bien para no caer en manos de las autoridades. Sin embargo, ya estaba señalado por haber perdido la cita con el juez.

El resto de los sujetos arrestados, o sea la mayoría, simplemente no habían hecho caso a la decisión de una autoridad de Inmigración de abandonar el país. Al respecto, Julie Myers, secretaria asistente de ICE en Washington, expresó que Estados Unidos es un país de oportunidades, pero también una nación de leyes.

Actualmente, las demás ciudades que cuentan con equipos de la esta operación son Atlanta, Baltimore, Boston, Buffalo, Chicago, Dallas, Denver, Detroit, El Paso, Houston, Miami, Newark, Nueva York, Philadelphia, Phoenix, Seattle, San Francisco, San Antonio, San Diego, St. Paul y Washington D.C.

De acuerdo con la oficina de Los Ángeles, se espera que en los siguientes meses el número de equipos se incremente a 18, cifra que volverá a aumentar con los otros 25 que se espera que sean aprobados por el Gobierno federal a finales de 2007.

De acuerdo con datos del DHS, actualmente hay en el país cerca de 600 mil personas con orden de deportación, a lo que ellos llaman “fugitivos”.

La Operación Fugitivo incrementó su número de equipos de redadas en todo el país de 18 a 52 durante el pasado ciclo fiscal y se espera que a finales de 2007 el ICE llegue a 75 grupos en todo el territorio nacional.

 

Los demócratas van por una inmigración ordenada

El partido demócrata espera presentar ante el Congreso un proyecto bipartidista de reforma migratoria en junio próximo, según declaró el senador Charles Schumer, de Nueva York, Estados Unidos.

Schumer acotó que la reforma a las leyes de inmigración “es una de las prioridades más importantes del nuevo Congreso”, pero advirtió que las modificaciones no se van a lograr en un plazo de un mes, “porque es un tema sumamente complejo”.

De esta manera, salió al paso de versiones que indicaban que las reformas migratorias ya no son una prioridad para los demócratas, en vista de que no figuraron en la lista de principales objetivos a corto plazo dada a conocer tras la victoria en las elecciones de mitad de término, celebradas el 7 de noviembre pasado.

“El primer paso ­dijo Schumer­ es organizarnos y escribir un proyecto de ley bipartidista sobre la base de la propuesta de los senadores (John) McCain y (Edward) Kennedy”. El proyecto fue entregado a principios de mayo de 2005 y sirvió de base para la propuesta amplia que aprobó el Senado el 25 de mayo de este año.

El senador añadió que esto se hará, “luego de hablar con los líderes republicanos que se han mostrado más abiertos a esa propuesta y ver si la Casa Blanca todavía la apoya”.

El proyecto migratorio de los senadores McCain (republicano de Arizona) y Kennedy (demócrata de Massachussets) incluye un camino hacia la residencia permanente para los inmigrantes indocumentados que tienen trabajo, pagan impuestos y carecen de antecedentes penales.

La iniciativa, denominada “Un país seguro, una inmigración ordenada”, aseguraría la residencia para aquellos indocumentados que tengan un período de seis años de empleo sin interrupciones.

Según sus autores, la propuesta es el resultado de varios meses de trabajo y tiene como objetivos modificar el sistema migratorio actual, detener la inmigración ilegal a Estados Unidos y sacar de las sombras a millones de trabajadores indocumentados que viven en el país.

Para ello, el grupo bipartidista propone crear un programa laboral para trabajadores extranjeros e indocumentados que viven en el país, establecer el Comité de Seguridad Fronterizo y abrir las puertas a la residencia permanente y la unificación familiar para aquellos extranjeros que califiquen en el programa.

Los beneficiarios del plan, una vez cumplidos los requisitos de seguridad y verificación de antecedentes, recibirían una visa de residencia temporal que incluye un permiso de trabajo.

La propuesta McCain-Kennedy establece la creación de dos nuevos tipos de visa: visa H5-A, destinada a extranjeros que deseen venir a Estados Unidos por un plazo temporal, que será determinado por el Congreso; y la visa H5-B, destinada a trabajadores indocumentados que ya se encuentran en el territorio.

Aquellos que califiquen para la obtención de un cupo de visa deberán registrarse en un programa de trabajo por un período de seis años.

Además, para tener acceso a este plan, los indocumentados deberán pagar una multa de 2 mil dólares o más (dependiendo de lo que indique el Congreso) y someterse a un chequeo de su historial criminal, sus conocimientos de inglés y su historial de pago de impuestos.

La visa H5-B permitiría a estos trabajadores salir y entrar de Estados Unidos, al tiempo que habilitaría a sus parientes inmediatos (cónyuges e hijos solteros menores de 21 años) a iniciar trámites para vivir