Pasaporte, por favor

Casi todos los viajeros que ingresan por aire a Estados Unidos, incluso sus propios ciudadanos, los canadienses y demás residentes del hemisferio occidental, estarán obligados a presentar sus pasaportes desde el 23 de enero de 2007.

Esa fecha fue dada a conocer por el titular del Departamento de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, en una entrevista con The Associated Press, y se espera el anuncio formal de la medida.

Actualmente, los ciudadanos estadounidenses que regresan de otras naciones del hemisferio no están obligados a presentar sus pasaportes, pero sí alguna otra prueba de identidad, como licencia de conductor o acta de nacimiento. Los provenientes de la mayor parte de los países están obligados a hacerlo. Sin embargo, los ciudadanos de Canadá, Bermudas y los mexicanos que suelen viajar frecuentemente a Estados Unidos y tienen permisos especiales para cruzar la frontera han podido emplear también otras identificaciones, como licencias de conducir.

“Hasta ahora, hay 8,000 entidades estatales y locales diferentes en Estados Unidos que emiten certificados de nacimiento y licencias de conducir”, dijo Chertoff. El tratar de distinguir entre las falsas y las reales entre tantos documentos “crea una enorme carga sobre nuestros inspectores de aduanas y fronteras”, indicó.

Otros documentos podrían ser empleados para ingresar en Estados Unidos por vía aérea en el caso de los de viajeros frecuentes entre esa nación y Canadá, así como para miembros del Ejército en viajes oficiales y miembros de la Marina Mercante.