Alcalde de Goshen pide ayuda a los latinos

El alcalde de Goshen, Indiana (Estados Unidos), Allan Kauffman, invitó a la comunidad hispana a involucrarse en provocar un cambio y combatir la “ira creciente”, en el marco de los diálogos sobre las relaciones comunitarias que se llevaron a cabo en la localidad.

La ira se relaciona con la falta de entendimiento, de educación y con el choque cultural que se viven entre los residentes de la comunidad y sus vecinos inmigrantes, según el funcionario. Una furia que tan solo se ha incrementado con los eventos de violencia, las pandillas y otros sucesos que están ocurriendo en los hogares y las calles de Goshen. Kauffman habló sobre lo que puede hacer la comunidad al respecto, destacando que el problema entre las culturas ocurre por la falla en la comunicación y el entendimiento, no por prejuicios. Dio algunos ejemplos: personas que orinan en sus jardines delanteros o crían pollos y puercos en sus patios, ambos casos enfrentados por la Policía local recientemente. Según Kauffman son casos de dos culturas muy diferentes que están conviviendo, en ocasiones con resultados poco constructivos: “La gente no está muy contenta cuando ve que cambian sus colonias y su comunidad y definitivamente no están contentos con la actividad pandillera en la comunidad”, aseguró.

El alcalde también hizo notar que cuando Goshen tenía pandillas en el pasado, no eran tan violentas ni frecuentes como lo son hoy en día, un proceso que desafortunadamente, a menudo, se le adjudica a la comunidad hispana. Dijo que en esta, que representa cerca del 30% de la población, ya hay una base cultural lo suficientemente grande como para que se tome una verdadera acción y se haga un esfuerzo para asimilar las costumbres y reducir las influencias negativas.

Uno de los temas específicos que tocó fue el de manejar sin licencia o aseguranza. Dijo que entiende que puede ser difícil adquirir una licencia para algunos residentes de Goshen, pero el hecho es que la ley debe ser cumplida. “Yo no puedo decirle al Departamento de Policía que no arresten a un hispano por manejar sin licencia cuando yo podría ser arrestado por lo mismo,” afirmó. Lo mismo en situaciones graves como robar las placas de un carro o la identidad. “Los hispanos y los latinos pueden ser arrestados por estos delitos y eso no es una ley de inmigración”.

Una manera de solucionar los problemas relacionados con las licencias es reducir la necesidad de usar autos, como el caso de mucha gente que elige manejar motonetas, bicicletas o usar el transporte público como alternativa.

Varias personas en la audiencia indicaron que les gustaría utilizar el transporte público, pero que este no hace paradas cerca de ninguna localidad que les sea conveniente, como, por ejemplo, los parques industriales. En respuesta, se propuso la idea de formar un grupo de personas que formulen una ruta con paradas en lugares más prácticos, que podría ser luego presentada a los oficiales del transporte para una revisión.

Kauffman también hizo énfasis en la necesidad de que los hispanos tomen el papel de educar a otros; “Necesitamos que los hombres hispanos sean un ejemplo para los jóvenes”, dijo, haciendo notar que cuanto más comunicación y ejemplo haya entre padres e hijos, mayor control habrá sobre la situación de las pandillas en Goshen. También habló sobre la importancia de pagar y declarar los impuestos correctamente.

“Estas son realidades difíciles”, dijo, pero destacó la importancia y la necesidad de que la gente viva “dentro de la ley”.