Uno de cada ocho

Según estudio, uno de cada ocho residentes en Estados Unidos es inmigrante, la cantidad más elevada de los últimos 80 años.

Durante los últimos siete años el flujo migratorio en Estados Unidos ha sido el más elevado de su historia, con cerca de 10.3 millones de nuevos inmigrantes desde 2000, de los cuales más de la mitad son indocumentados, según reveló un estudio.

El informe, realizado por el Centro de Estudios de Inmigración (CIS, por sus siglas en inglés), muestra cómo el número de inmigrantes que residen en Estados Unidos, tanto con documentos legales como indocumentados, asciende a 37.9 millones en 2007 y supera todas las marcas hasta ahora conocidas. Se utilizó como base los datos dados a conocer por la Oficina del Censo en marzo de este año.

Para determinar el número de inmigrantes que residen de manera ilegal en el país, el informe analiza una serie de características para establecer la probabilidad de que una persona sea un inmigrante indocumentado. La estimación se calcula en relación con cuestiones tales como el origen, la profesión o el nivel educativo de cada persona.

Mark Krikoriam, director ejecutivo del CIS, un centro de estudios de tendencia antiinmigrante, consideró que a pesar del aumento de la seguridad fronteriza la solución ante la enorme cantidad de inmigrantes que residen de manera ilegal en Estados Unidos necesitan de una respuesta en el “interior del país”. “Hay que tomar medidas tales como hacer más complicado conseguir un trabajo, abrir una cuenta, alquilar una casa”, especificó Krikoriam. Según él, “las familias de inmigrantes suelen pagar pocos impuestos por sus reducidos ingresos y, sin embargo, el hecho de que residan en el país implica enormes gastos para las comunidades en educación, en salud y otros servicios”.

El estudio muestra como en el 78% de los hogares inmigrantes existe al menos un trabajador que se beneficia de al menos un programa de bienestar.

El objetivo del análisis, firmado por Steven A. Camarota, del CIS, es aportar datos precisos al debate migratorio en el país, que sigue vigente tras el fracaso de la reforma integral de inmigración y que será uno de los temas clave en las próximas elecciones.

“El debate migratorio no cita los números reales, se basa en cuestiones de tipo sentimental. Sin importar lo que opines sobre la inmigración ilegal, hacen falta las mejores cifras posibles para comprender la naturaleza y la importancia real de este fenómeno”, concluyó Krikoriam.

 

Servicio de Impuestos Internos • Prohibición en actividades políticas

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) recordó a las organizaciones bajo la sección 501(c)(3), incluyendo entidades de caridad e iglesias, que la Ley federal les prohíbe participar de manera directa o indirecta en campañas de candidatos políticos.

“La prohibición en contra de la actividad de campañas políticas ha estado en efecto por más de medio siglo y veda a ciertas organizaciones de actuar a favor o en contra de candidatos políticos”, dijo Joe Muñoz, portavoz del IRS. “Sin embargo, estas organizaciones pueden, dentro de un límite, promover o presentarse en contra de temas, participar en iniciativas de voto u otras actividades legislativas”, concluyó Muñoz.

Las campañas políticas, de todo tipo, tales como estatales, municipales, federales y hasta presidenciales se están iniciando antes que de costumbre.

El objetivo del IRS es educar a los líderes de estas organizaciones para ayudarlos a mantenerse dentro de los parámetros legales. El dictamen tributario 2007-41 del IRS ayuda a entender la prohibición sobre las actividades de campaña política y las acciones que podrían tomarse.

Además del dictamen tributario, el organismo tiene otra información útil en su sitio de Internet en www.irs.gov/eo. Por ejemplo, la publicación 1828(SP), “Guía tributaria para iglesias y organizaciones religiosas”, disponible en inglés y español.

La transgresión de la ley puede resultar en el gravamen del impuesto de consumo o, en casos extremos, en perder su estatus de exentos de impuestos.

 

Exigen beneficios para las pequeñas empresas

La Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC, por sus siglas en inglés), principal defensora de los más de 2 millones y medio de negocios de propiedad hispana de la nación, está exhortando a los candidatos presidenciales a recordar y a satisfacer las necesidades de los propietarios de pequeños negocios. La USHCC está interesada particularmente en la agenda de cada candidato que tenga referencia al crecimiento de las empresas de propiedad de minorías y de mujeres.

“Hasta la fecha, escuchamos más referencias al aumento de los impuestos, a la limitación de políticas comerciales y a la imposición de leyes draconianas de inmigración que a planes y políticas que fortalecerían a los pequeños negocios de la nación. Los pequeños negocios, importantes generadores de empleos, son la base fundamental de Estados Unidos y un factor sustancial para el crecimiento económico y la estabilidad de la economía”, expresó David C. Lizárraga, presidente de la junta directiva de la USHCC.

Los datos de la Oficina del Censo muestran que existen 26.8 millones de negocios en Estados Unidos. Se proyecta que en 2008 habrá 2.7 millones, los cuales generarán más de 388 mil millones de dólares en ingresos anuales.

“Al no satisfacer las necesidades de los pequeños negocios, se ignora a un segmento vital de nuestra economía. Los dueños de negocios hispanos, que componen el segmento comercial de más rápido crecimiento en Estados Unidos, van a pedirles cuentas a los candidatos en lo tocante a su agenda con respecto a los pequeños negocios”, sostuvo Michael L. Barrera, presidente y director ejecutivo de la USHCC.

En el año 2004, los candidatos finales a la presidencia cortejaron a los dueños de pequeños negocios mediante campañas dirigidas en los estados de elecciones reñidas y en los estados indecisos. Entre los temas de la agenda electoral centrados en los negocios durante la campaña presidencial pasada figuraron menos regulaciones, alivios de impuestos, menores costos de cuidados de salud y reformas de litigación. “Estos problemas siguen ejerciendo un impacto sustancial en los pequeños negocios, así como en la necesidad de una fuerza laboral utilizable. Esperamos que los candidatos expresen sus opiniones con respecto a estos temas”, añadió Barrera.

La Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos fue fundada en el año 1979, promueve activamente el crecimiento económico y el desarrollo de los empresarios hispanos. También es la organización aglutinadora de 200 cámaras de comercio hispanas a nivel local en Estados Unidos, Puerto Rico, Canadá, México, Bolivia y Uruguay.

 

Críticas a los cambios

Grupos defensores de los trabajadores agrícolas criticaron los cambios propuestos por el Gobierno federal a las normas de las visas H2A, entre los que destacan no obligar a los agricultores a anunciar los empleos disponibles fuera de la zona donde operan, afectando a decenas de miles de ciudadanos y residentes con documentos legales que cosechan en los campos.

Asimismo, denunciaron un potencial paquete de regulaciones que reduciría los salarios de los trabajadores temporales extranjeros, empeorando las ya difíciles condiciones laborales de este sector. Al presente, esos salarios fluctúan entre 8.50 y 9.50 dólares por hora. También criticaron otra propuesta que debilitaría los requisitos sobre vivienda para estos empleados.

Las propuestas de regulaciones responden a las quejas de los agricultores por la falta de mano de obra, que los ha obligado incluso a trasladar sus operaciones a México y otros lugares de Centroamérica. El Congreso no aprobó ­hasta el momento­ la medida AgJOBS para legalizar estos trabajadores.

Se calcula que de los 2.5 millones de trabajadores agrícolas que hay en Estados Unidos, el 70% son indocumentados, lo cual supone que aproximadamente 750,000 son ciudadanos y residentes con documentos legales, quienes migran según la temporada de cosecha de cada región y estado del país.

 

Ayuda en la crisis hipotecaria

Un grupo del sector hipotecario acordó ayudar a los alcaldes del país a alertar al público sobre las maneras de evitar sufrir embargos. La Asociación de Banqueros Hipotecarios también tiene planes de ayudar a las ciudades a tener acceso a la información sobre viviendas embargadas para garantizar que no provoquen el deterioro de los vecindarios.

El Foro Nacional sobre Preservación de la Propiedad de la Vivienda y Embargos, de un día de duración, no estuvo abierto a los medios, pero los alcaldes dijeron que se lograron avances y tienen planes de discutir la crisis nuevamente en la Conferencia de Alcaldes que se celebrará en enero.

La depresión en el mercado inmobiliario hizo las cosas más difíciles para los propietarios que intentaron vender sus casas y de esa manera evitar atrasarse en los pagos o perder sus viviendas. Muchos prestatarios que tomaron hipotecas con tasas variables y otros préstamos con pagos que aumentan después de un período inicial están descubriendo que no pueden realizar los pagos.

El grupo de alcaldes divulgó un informe que señalaba que el aumento en los embargos causará miles de millones de dólares en pérdidas en la actividad económica el año próximo en las principales zonas metropolitanas del país. Pero afirmaba que los propietarios de viviendas y las instituciones financieras tenían la capacidad de trabajar juntos para contener el impacto.

El informe, elaborado para la Conferencia de Alcaldes por la firma Global Insight de pronósticos y consultoría, sostenía que la baja en inversiones residenciales, el descenso en el gasto y en el ingreso de la industria de la construcción, y los recortes en el gasto de los consumidores debido a la caída del valor de las viviendas se combinarían para desacelerar la actividad económica del país.

Se espera que las pérdidas más importantes en la actividad económica se registren en algunas de las zonas metropolitanas más grandes del país. Se proyecta que Nueva York pierda 10,400 millones de dólares en actividad económica en 2008, seguida por 8,300 millones de dólares en Los Ángeles, mientras que Dallas y Washington perderán 4,000 millones de dólares cada uno y Chicago 3,900 millones de dólares en la actividad económica. La zona de Detroit se ubica en el puesto número siete de esta lista, con 3,200 millones de dólares en pérdidas.

El informe también prevé una caída de 1.2 billones de dólares en el valor de la propiedad para 2008, debido en parte a la crisis en los embargos, registrando bajas en el precio de las viviendas de un 7% en promedio en todo el país. Además, el informe señaló que la pérdida de impuestos a la propiedad, a las ventas y a la transferencia de bienes inmuebles perjudicará a los gobiernos locales y estatales.

El número sin cargo divulgado por el grupo de los alcaldes, destinado a aquellas personas que buscan ayuda con las hipotecas, es: 888-995-HOPE.

 

El real uso de los servicios médicos

Los inmigrantes ilegales latinos no provocan un problema en el sistema de asistencia médica de Estados Unidos, como debaten algunos críticos, y en realidad reciben menos atención que los latinoamericanos que residen legalmente en el país, según un análisis de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California.

El informe dirigido por Alexander Ortega señala que los inmigrantes ilegales no suelen tener un médico de cabecera u otro proveedor de atención sanitaria y que ni siquiera concurren a las salas de emergencia con más frecuencia que los latinos nacidos en Estados Unidos.

Los resultados obtenidos por el equipo se basaron en un sondeo telefónico realizado en el año 2003 a miles de residentes en California. Entre las personas consultadas se incluyeron 1,317 mexicanos indocumentados, 2,851 ciudadanos con padres mexicanos, 271 latinos indocumentados de otros países además de México y 852 latinos no mexicanos nacidos en Estados Unidos.

Alrededor de 8,4 de los 10,3 millones de extranjeros ilegales que residen en Estados Unidos son latinos, de los cuales 5,9 millones provienen de México, señaló el reporte.

“Quienes proponen políticas restrictivas han argumentado el uso excesivo de los servicios por parte de los inmigrantes, lo que implicaría una enorme carga para el sector público. Pese a la escasez de investigaciones bien diseñadas (...) el uso de recursos continúa siendo parte del debate público”, comentaron los autores y señalaron que los inmigrantes ilegales mexicanos realizaban 1,6 visitas menos a los médicos en el curso de un año que las personas nacidas en el país hijas de inmigrantes provenientes de México. Otros latinos indocumentados registraban 2,1 consultas médicas menos que sus pares nacidos en Estados Unidos.

“Las bajas tasas de uso de servicios de atención médica por parte de los inmigrantes mexicanos y las tendencias similares en otros latinos no respaldan la preocupación pública sobre el uso excesivo de los inmigrantes del sistema de asistencia sanitaria”, escribieron Ortega y sus colegas. “Las personas indocumentadas muestran menos uso del servicio de salud que los ciudadanos nacidos en Estados Unidos y tienen más experiencias negativas con la atención médica que han recibido”, concluyó el equipo.

 

Pena por planear un atentado

Un inmigrante somalí fue sentenciado a 10 años de prisión por idear un atentado con dinamita en un centro comercial de Ohio, junto a un sujeto que pertenecería al grupo

Al-Qaeda.

Nuradim Abdi, quien vendía teléfonos celulares, será deportado a Somalia tras la sentencia como parte de un acuerdo alcanzado en julio para que se declarara culpable.

El presunto complot nunca se llevó a cabo, y el abogado de Abdi, Mahir Sherif, sostuvo que Abdi era culpable cuando mucho de pronunciar mensajes contra el manejo dado por Estados Unidos a la guerra en Afganistán.

Abdi se declaró culpable de un cargo de participar en un complot para dar apoyo material a los terroristas. Tres cargos fueron desechados como parte del arreglo. Abdi pudo haber recibido una sentencia de incluso 80 años de prisión si se lo hubiera hallado culpable de todos los cargos.

Probablemente, a Abdi le tomarán en cuenta los cuatro años que pasó bajo custodia desde 2003, cuando fue detenido, según comentó Fred Alverson, vocero de la oficina del fiscal federal.

En los tribunales, Sherif dijo que su cliente se disculpaba con el pueblo de Estados Unidos y de Ohio, así como con la comunidad musulmana. “Se disculpa por lo que pensó y por lo que dijo, así como por los delitos por los que se declaró culpable”, dijo Sherif. “Él quiere dejar muy claro que no odia a Estados Unidos”.

Uno de los dos sujetos con los que Abdi habría hecho comentarios amenazantes sobre el atentado fue Iyman Faris, quien se declaró culpable en mayo de 2003 de dar apoyo a terroristas. Faris, inmigrante paquistaní, fue hallado culpable de un complot para destruir el Puente de Brooklyn y fue sentenciado a 20 años de cárcel.