¿Navidad o╔ “consumidad”?

Por Antonio García Fuentes

Viendo el desmadre de consumo que cada año va aumentando, en un afán que es imposible calificar sintetizando una palabra que lo señale; y como la de “Navidad” ya es absurdo emplearla, se me ha ocurrido “consumidad”; puesto que analizando lo que en el fondo el primer término significa y lo que en realidad se practica con la “corteza enorme con que se ha envuelto esa palabra”, esa definición ya carece de sentido.

Esta fiesta ya nada tiene de religiosa y menos de cristiana╔ ha vuelto a ser lo que dicen fue en tiempos en los que se conmemoraban a otros dioses y hace milenios, para celebrar “la muerte de un ciclo y el nacimiento de otro”╔ o sea, ese momento en el que coincide el día más corto con la noche más larga y, a partir de este, el día de “la luz divina” empieza a ganar tiempo a las tinieblas╔ “de los infiernos humanos, que no divinos”. Era y sigue siendo la conmemoración del solsticio de invierno; al igual que se conmemora el de verano, con esas hogueras tan multirrepetidas en todas las culturas; que es la conmemoración de lo contrario; o sea el día más largo con la noche más corta, que en esos momentos empieza a ganar a la luz del sol y se celebra con lumbres u hogueras que en algunos lugares duran toda la noche, quizá con la ilusión de ganar luz a las tinieblas que van avanzando desde ese momento, en un ciclo normal y corriente y que marca╔ “el inmutable reloj del tiempo y que puso en marcha el Creador o la creación” (el nombre no altera el significado de ese ser o fuerza inconmensurable). Tengamos presente que el ciclo es inverso si nos encontramos en España o en Chile; puesto que cuando aquí es invierno, allí es verano.

Hoy el dios moderno se denomina “consumo”, pero no consumo necesario o con cierta largueza o abundancia; se entiende que hay que consumir hasta el máximo posible o incluso contrayendo deudas o gastando lo que más adelante muchos van a necesitar. Pareciera como si en vez de la conmemoración de un ciclo anual y natural se conmemorara “el fin del mundo”╔ o el fin de la persona, que pareciera que nunca más se va a ver en otra como la de esos momentos; que ya no son momentos o una cena o comida╔