La serenata es un canto popular que se recita al aire libre, generalmente al atardecer o de noche, muy difundido en América Latina y que forma parte de su patrimonio cultural. Son conocidas sus raíces en el continente y, en especial, en la cultura mexicana y colombiana. Las migraciones desde los países latinoamericanos han contribuido a que las serenatas se difundan por todo el mundo, llevando sujetas en ellas: frases y canciones de amor.

Tradicionalmente, cantar una serenata era un modo que los caballeros utilizaban para sorprender a sus agasajadas con una declaración de amor. La serenata tradicional popular se realizaba de noche, para irrumpir en los sueños de sus enamoradas con un canto lleno de sentimientos, promesas y deseos de amor. Desde la calle, junto a un grupo de músicos, los hombres se paraban frente a los balcones o ventanas de sus festejadas y les declaraban su compromiso sentimental con una canción.

Mientras que para una dama era todo un honor recibir una serenata, los vecinos indignados pedían a gritos silencio en la noche. De esas pequeñas molestias surgió la acepción de la palabra “serenata” para designar ruidos o sonidos persistentes que causan malestar.