Los indocumentados pueden proteger sus bienes

Luego de una redada, ¿qué ocurre con las propiedades de los arrestados, cuentas de banco y el resto de los bienes atesorados con el fruto de sus trabajos? ¿Se pueden tomar medidas preventivas para salvarlos viviendo sin papeles en Estados Unidos? Los arrestados en redadas pueden defenderse.

El abogado Jorge Rivera, quien coordina el chat de inmigración los lunes en el Consejo Nacional de La Raza, da varios consejos que deben ser tenidos en cuenta.

“Uno de los principales derechos de los inmigrantes indocumentados es proteger sus pertenencias, su dinero, su casa, sus bienes y dejar todo en manos confiables para que, en caso de ser arrestado y expulsado, esos bienes se puedan vender y enviar el dinero al país donde fuere deportado”.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas no tiene el derecho de quitarle la propiedad a alguien que cae en una redada.

La forma de resguardar las propiedades es teniendo un poder limitado de abogado a nombre de un amigo de mucha confianza, de un pariente o incluso su propio abogado que, en caso de deportación, venda sus propiedades y artículos personales, y el dinero recaudado se lo envíe al país donde fuere deportado. También hay que tener un plan para cerrar todas las cuentas bancarias e inversiones, y transferirlas al exterior.

“El ‘poder limitado’ se otorga a alguien de confianza y es diseñado sólo para tomar efecto si la persona es detenida o deportada por el Servicio de Inmigración”, aclaró Rivera, pero advirtió que se debe tener cuidado a quién se le otorga el poder, “porque con un documento de estos, la persona le puede robar sus propiedades, su dinero, sus pertenencias, sus ahorros de muchos años trabajando en Estados Unidos”. El poder limitado de abogado (power attorney) se prepara con un abogado, en inglés, y debe ser notarizado, para certificar que las firmas del documento son reales y corresponden a las personas señaladas en el papel. El poder de abogado limitado le da la autorización específica a una persona por usted nombrada a vender sus propiedades y cerrar sus cuentas con el único propósito de transferir el dinero al país donde se encuentra después de ser deportado de Estados Unidos.

No hay que esperar hasta ser detenido para preparar todo, hay que tener una lista de todas sus propiedades, para que las puedan identificar, y un punto de contacto fuera del país para que se comuniquen con el arrestado. Una vez hecho y notarizado el poder limitado de abogado, se puede registrar en su consulado.

Si usted tiene dinero en efectivo, no lo guarde en su casa, téngalo depositado en una cuenta de banco. Una buena estrategia es poseer los ahorros en una institución que tenga una presencia internacional, porque ello facilita las transferencias.

Rivera aclaró que el servicio de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo de Estados Unidos tampoco le puede cerrar sus cuentas bancarias. Pero advierte que si usted está involucrado en actividades criminales o si el Gobierno federal estadounidense sospecha o tiene pruebas de que usted está involucrado en actividad criminal, como drogas o lavado de dinero, “le pueden quitar sus propiedades o congelar sus cuentas y de nada servirá el poder limitado de abogado”.