¿Qué son las “eco-aldeas?” He oído hablar de una en Nueva York cerca de Ithaca y otra llamado Arcosanti que se está construyendo en Arizona

Las eco-aldeas son comunidades esencialmente diseñadas con el propósito de ser social, económica y ecológicamente sustentables. La ecologista Joan Bokaer desarrolló la visión para la primera eco-aldea en 1990, durante una gira por el continente norteamericano en apoyo al desarrollo sustentable. El editor de la revista In Context, Robert Gilman, ayudó a refinar el concepto, y en 1996 los primeros residentes se trasladaron al EcoVillage en Ithaca. Así nació un movimiento. Según la Global Ecovillage Network [Red Global de Eco-aldeas], existen en estos momentos en todo el mundo unas 420 eco-aldeas en zonas urbanas y rurales.

Las características que definen una eco-aldea, según el artículo seminal de 1991 de Robert Gilman, “El Desafío de la Eco-Aldea”, incluyen “escala humana, desarrollo sano y sustentable, establecimiento completamente equipado, y la integración no dañina de actividades humanas en el mundo natural”. Gilman también señaló que las eco-aldeas deben limitar sus poblaciones a 150 individuos, que es el tamaño máximo para cualquier red social viable según las enseñanzas de la sociología y de la antropología.

Sin embargo, hay otras concepciones de lo que debería ser una eco-aldea. Arcosanti, una “ciudad que se autodefine como experimental” en el alto desierto de Arizona, 70 millas al norte de Phoenix, ha estado en construcción desde 1970 y será eventualmente el hogar de unos 5,000 residentes con visión progresista.

El arquitecto italiano Paolo Soleri diseñó Arcosanti según su concepto de “arcología” (arquitectura + ecología), según el cual, en sus palabras, “lo construido y lo viviente se relacionan como lo harían los órganos en un organismo altamente desarrollado”. El concepto funciona a base de que “muchos sistemas trabajan juntos, con circulación eficiente de la gente y de los recursos, edificios de multi-utilización, y orientación solar para la iluminación, calefacción y aire acondicionado”.

Los interesados en saber más pueden concurrir a un taller de cuatro semanas en Arcosanti para estudiar las técnicas de construcción de edificios y la filosofía arcológica.